29 de octubre de 2019

Carne artificial: una carne para dominarlos a todos

El sueño de la carne artificial se ha hecho realidad.
Crear carne artificial ha sido el sueño de muchos investigadores.
Llamada carne artificial, carne sintética, carne in vitro o carne cultivada en un laboratorio, ha llegado para quedarse.

Carne artificial cultivada sin sufrimiento animal para complacer a todos: omnívoros, carnívoros, vegetarianos y veganos.

Primera hamburguesa de carne artificial cultivada en laboratorio
Primera hamburguesa de carne artificial cultivada en laboratorio
Wiston Churchil predijo en 1931 que estaríamos consumiendo carne cultivada en los 80. Se equivocó unas décadas, pero ha llegado.
Las hamburguesas hechas de carne artificial podrían estar en el mercado en 2021.
El negocio de la carne en el mundo mueve millones de euros al día.
Ya no tanto el lobby de la carne como el lobby de la proteína al que ha evolucionado, es uno de los más poderosos del mundo:
Primero con el negocio de la soja transgénica, de la que se obtiene gran cantidad de proteína vegetal con la que poder fabricar productos para vegetarianos. Los vegetarianos son un grupo objetivo creciente que factura millones de euros anuales en todo el mundo. Gracias a la soja, el lobby de la proteína ha conquistado su mercado, algo que el tradicional lobby de la carne no podía.
Les va a llevar un tiempo mientras consiguen comernos el coco con lo de los insectos, también muy ricos en proteínas. Porque el gran inconveniente es que su aceptación generalizada sigue siendo un problema. Y posiblemente los vegetarianos tampoco serían posibles consumidores.

Historia de la carne artificial

La primera hamburguesa artificial apareció en 2013. Tuvo un coste de producción bastante alto, 250 mil € y tardó más de dos años en crearse. En parte por la cantidad de tiempo necesario para convertir los millones de células diminutas en una hamburguesa. Como carecía de grasa, tenía un sabor muy potente y se parecía más a los productos de vegetales texturizados.

hamburguesa de carne de ternera cultivada
Hamburguesa de carne de ternera cultivada

En diciembre de 2018 se cultivó el primer filete de ternera sin matar una vaca. Ocurrió en Israel y tien un coste de 50 dólares, aunque reconocen que necesitan mejoras.

Hoy día han conseguido que el kilo de carne de hamburguesa artificial valga unos 11 € y tienen un sabor mucho más agradable.

Incluso los astronautas rusos han conseguido cultivarla en la Estación Espacial Internacional.


Cómo se hace la carne artificial

Se usan células madre de vaca o cerdo con gran capacidad de reproducirse, como células embrionarias o musculares. El reto ha sido conseguir un medio de cultivo, un plasma sanguíneo sintético, parecido al que sería la vaca.

Estas células se introducen en placas de Petri o contenedores que se colocan en lo que se conoce como biorreactor.
El biorreactor incuba a una temperatura determinada las células y las mantiene en un ambiente no contaminado. Además, mantiene las condiciones de presión y gases. No sólo eso, mantiene el medio de cultivo o plasma con las condiciones necesarias en todo momento.

carne artificial
En los cultivos celulares tradicionales las células crecen en dos dimensiones.
Pero las hamburguesas necesitan la tercera dimensión, por lo que se introducen estructuras comestibles que hacen la función de huesos y tendones.

El biorreactor más grande hasta ahora contiene 25 mil litros. Suena mucho pero es solo la centésima parte de una piscina olímpica. Un biorreactor de estas características se calcula que opdría alimentar a 10 mil personas.

Desventajas y ventajas de la carne artificial

Hay muchos motivos para convencerte. El principal motivo es el ético, pero no es el único.

  • Obviamente no es necesario el sufrimiento de ningún animal
  • No sólo eso. No es necesario que los animales vivan hacinados, estresados, en condiciones indeseables. Y se elimina el transporte de ganado, con lo que se ahorra en combustibles y se contribuye a cuidar el planeta.
  • También es mucho más eco-friendly, ya que se calcula que el ganado es responsable del 14% de las emisiones de gases perjudiciales para la capa de ozono. Entre los gases perjudiciales, se sugiere que el metano que produce el ganado es unas 20 veces más perjudicial que el CO2.
  • Se reduce el espacio usado, ya que se reduce en un 99%
  • Minimiza la tierra cultivable en un 70%.
  • Además, no se usan hormonas, antibióticos o aceleradores de crecimiento, no se engorda a los animales, no se usan piensos de baja calidad...

Pero ojo que en la carne artificial no todo es bonito.
El proceso puede desarrollarse estéril, con lo que no sería necesario añadir antibióticos o antifúngicos a los cultivos. Cabe pensar que se deban añadir sustancias para que las células sobrevivan sin la protección de un sistema inmune, la piel, etc.
Se ha señalado que el cultivo no es puro y que contiene sustancias como benzoato sódico, una sustancia que se usa para prevenir el crecimiento de hongos.

Además, podría no ser tan eco friendly, ya que algunos estudios señalan que las cantidad de energía necesaria podría ser equivalente o superior a la de obtener la carne con ganado.

En todo caso, en una industria que mueve tantos millones, siempre habrá gente a favor y en contra. Y estudios falsos pagados de forma directa o indirectamente por el lobby de la proteína.

Ahora el principal reto es conseguir una carne de sabor idéntico al original, ya que no termina de conseguirse una textura y sabor que sean realmente cárnicos.

Futuro de la carne artificial

Se está experimentando la fabricación de foie-gras, ya que existe una gran sensibilidad sobre el sufrimiento animal al que son sometidos los animales para la fabricación de este producto.
También se abren nuevos horizontes, como el del cultivo celular de pescados o de vegetales.

Montones de start-ups y ONG están invirtiendo en otros productos cultivados en laboratorio, incluyendo pavo, pollo, pescado, leche, claras de huevo, gelatinas e incluso cuero.

También se está promoviendo la instauración de biorreactores en restaurantes, para que sirvan su propia carne cultivada.

Montones de famosos con dinero han subvencionado el desarrollo de esta carne. Uno de los cofundadores de Google donó un millón de euros a Mosa Meat.

Parece que el negocio de la proteína tiene un gran futuro, ya sea como carne de animales, como sustituto a base de proteínas vegetales o como carne cultivada.
¿Y tú? ¿Comerías estas hamburguesas cultivadas en laboratorio?

Si te ha gustado dale a me gusta, compártelo, comenta.

Suscríbete a nuestros canales para seguir las novedades y síguenos en nuestro Facebook @eresloquecomes.