22 de enero de 2019

Cómo hacer dieta sin fructosa

Dieta sin fructosa, sacarosa ni sorbitol

La intolerancia a la fructosa no es muy común. Se calcula que afecta hasta a 1 de cada 20 mil personas.

La dieta sin fructosa es la dieta que deben seguir los intolerantes a la fructosa.

En esta entrada vamos a tratar esta poco frecuente pero no inexistente enfermedad que puede ser leve o grave.

aguacate
Aguacates, una de las pocas frutas que los intolerantes a la fructosa pueden consumir

Qué es la intolerancia a la fructosa

La intolerancia a la fructosa es la incapacidad para metabolizar la fructosa por un déficit de la enzima fructosa 1-6 fosfato o aldolasa B.
La ausencia de la aldolasa B hace que los metabolitos se acumulen en hígado produciendo toxicidad hepática.

Cuando un intolerante a la fructosa ingiere fructosa, se producen cambios complejos en su cuerpo porque el cuerpo no puede utilizarla, el azúcar en sangre disminuye y se acumulan sustancias peligrosas en el hígado.

La fructosa se encuentra de forma natural en las frutas y la miel.
Pero además forma parte de la estructura molecular de la sacarosa.


Tratamiento dietético de la intolerancia a la fructosa

Antes de seguir una dieta sin fructosa es imprescindible haber sido diagnosticado de intolerancia a la fructosa.
El único tratamiento eficaz es la eliminación completa de fructosa de la dieta

Las complicaciones más frecuentes a corto plazo incluyen hipoglucemia o enfermedad debido al consumo de alimentos con fructosa.
A medio plazo es frecuente observar aumento de ácido úrico en sangre y gota.
Las complicaciones pueden conducir a insuficiencia hepática y la muerte.

Azúcar

La sacarosa, azúcar común o azúcar blanquilla es un disacárido compuesto por glucosa y fructosa. En su metabolismo, se rompe en ambas moléculas, fructosa y glucosa.

Por eso los intolerantes a la fructosa no pueden tomar tampoco sacarosa o azúcar.
sacarosa

Sorbitol

El sorbitol E-420 es un edulcorante artificial de cuyo metabolismo también se produce fructosa.
Los pacientes con intolerancia a la fructosa no pueden tomar sorbitol E-420.

El estado previo del sistema digestivo determinará la flexibilidad de la dieta.
Las personas que padecen desde hace tiempo problemas digestivos y han sido diagnosticadas de forma tardía requieren acciones rápidas y drásticas para detener la intolerancia y recuperar la capacidad digestiva normal.

Las diarreas frecuentes producen pérdida de agua, electrolitos, minerales y vitaminas que pueden agravar el estado de salud a corto y medio plazo.

Es importante no usar durante el tratamiento dietético fármacos antiácidos ya que enmascaran el efecto de la dieta y evita que puedan identificarse los alimentos que producen menor o mayor tolerancia.

Recomendaciones para mejorar la tolerancia a la fructosa


Algunos pequeños trucos y consejos pueden ayudar a mejorar la tolerancia de la fructosa que ingiere el intolerante a la fructosa.
  1. Los alimentos de origen animal no contienen fructosa si no han sido preparados: carnes, pescados, huevos, leche.
  2. La capacidad de absorción de la fructosa mejora cuando se ingiere con glucosa, lo que suele suponer una buena tolerancia al azúcar común.
  3. Limita la ingesta de productos con mayor cantidad de fructosa que de glucosa, o que contengan fructosa y sorbitol: manzanas, peras, ciruelas, cerezas, melocotones, zumos de fruta comercial, algunos dulces, chicles y golosinas.
  4. Las patatas viejas contienen menos fructosa que las nuevas.
  5. La cocción de verduras y frutas permite eliminar gran parte de la fructosa en el agua de cocción. Prueba a consumir macedonias.
  6. Algunos medicamentos llevan fructosa y/o sorbitol: consulta con tu médico las alternativas.

Lista de alimentos permitidos en la dieta sin fructosa

Lácteos


Leche
Leche en polvo sin sacarosa
Queso
Mantequilla
Yogur natural

Carnes


Todas sin procesar
Embutidos

Pescados

Todas sin procesar


Huevos

Todos sin procesar


Hortalizas


< 0,5g Fructosa / 100g
Acelgas
Apio
Alcachofa
Brócoli
Berros
Champiñones
Endibia
Escarola
Espinacas
Patatas viejas
0,5-1g Fructosa /100g
Calabacín
Calabaza
Col
Coliflor
Espárrago
Nabos
Patata nueva
Pepino
Puerro
Rábanos


Legumbres


Lentejas
Judías blancas, rojas
Garbanzos

Frutas


Aguacate
Jugo de lima
Limón

Frutos secos


Almendras
Avellanas
Castañas
Nueces
Pistachos

Cereales


Arroz
Cebada
Centeno
Maíz
Tapioca
Trigo
Pan blanco sin sacarosa

Galletas


Elaborados con glucosa
Postres sin fructosa, sacarosa y sorbitol

Edulcorantes


Glucosa
Jarabe de glucosa
Sacarina
Aspartamo
Ciclamato

Sopas, caldos


Caseros con alimentos permitidos

Bebidas


Leche
Cacao
Refrescos con sacarina o aspartamo

Condimentos


Especias
Hiernas aromáticas
Colorantes
Sal
Pimienta
Curry
Mostaza
Vinagre

Salsas


Mayonesa
Vinagre (no balsámico)


Alimentos no permitidos en la dieta sin fructosa


Lácteos


Batidos lácteos
Bebidas de soja
Helado
Leche condensada
Yogur con frutas

Carnes


Carnes procesadas
Jamón york
Patés
Salchichas tipo Frankfurt

Pescados


Pescados procesados

Huevos


Huevos procesados

Hortalizas


Batata
Berenjena
Cebolla
Cebolleta
Coles de bruselas
Chirivía
Guisantes
Judías verdes
Maíz dulce
Pimientos
Remolacha
Soja
Tomate
Verduras enlatadas
Verduras con azúcares
Zanahoria

Legumbres


Soja

Frutas


Todas

Frutos secos


Nuez moscada

Cereales


Cereales con azúcar o miel
Germen de trigo
Harina de soja
Muesli
Pan integral
Salvado

Galletas


Todas las que llevan azúcar

Edulcorantes


Fructosa
Jarabe de maíz
Miel
Sorbitol

Sopas, caldos


Cubitos
Caldos comerciales
Extractos de carne

Bebidas


Batidos de fruta
Licores
Refrescos de cola, naranja y limón
Zumos

Condimentos


Ketchup
Salsas comerciales con fructosa
Vainilla
Vinagre balsámico

Salsas


Mayonesa comercial
Ketchup

Si te ha gustado o ayudado, compártelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario