12 de enero de 2019

Cómo hacer el té perfecto según la ciencia

Cómo hacer el té perfecto

Hacer un buen té es un arte y cómo hacer el té perfecto sigue siendo un misterio desconocido para la mayoría. 
Hoy queremos contaros a hacer el té perfecto según lo que dice la ciencia.

Negro, verde, rojo o blanco. El es posiblemente la infusión más consumida del mundo.
Hacer una infusión requiere de un procedimiento, una técnica, un tiempo de espera... dependiendo de la planta utilizada, del tipo de planta o de los principios inmediatos que queremos recoger.

Ingredientes del té

Para preparar este necesitarás:

  • Hojas de té -Assam-, una cucharadita pequeña (unos 2 gramos)
  • agua fresca -no debe ser dura-, 
  • leche fresca fría -no UHT- , 
  • azúcar blanco, 
  • Tazas de cerámica u otro recipiente de cerámica y
  • una cucharilla de té para remover.   

té
El té perfecto debe haberse hecho y servido en recipiente de cerámica.


Cómo hacer el té perfecto paso a paso

  1. Pon agua fresca a calentar en una tetera. Pon sólo el agua que necesitas -ahorrarás energía, agua y tiempo-.
  2. Cuando el agua hierva, pon una cucharada pequeña de té por taza.
  3. Remover y dejar reposar 3 minutos.
  4. El recipiente ideal debes ser de cerámica.
  5. Mientras pon la taza a calentar con la cuarta parte de agua en el microondas, a máxima potencia 1 minuto.
  6. Saca la taza del microondas y vacía el agua. La taza quedará algo caliente para servir el té.
  7. Pon primero la leche fría. 
  8. A continuación pon el té.
  9. Añadir azúcar al gusto.
  10. Se aconseja beber entre 60-65 º C, aproximadamente 1 minuto después de servido.

Otros consejos

  • Utilizar agua fresca no previamente hervida, ya que la hervida ha perdido parte de su oxígeno disuelto que es importante para dar sabor al té. Por eso es importante no llenar la tetera cno más agua de la que se va a usar.
  • Las aguas duras o ricas en cal aportan minerales que pueden matar el sabor. Si usas agua mineral, debe ser agua de mineralización débil o muy débil.
  • Idealmente la tetera debe ser cerámica, ya que el metal puede manchar el sabor.
  • Las bolsas de té son muy prácticas pero ralentizan la infusión.
  • Deja reposar unos 3 ó 4 minutos. Dejar reposar el té más tiempo resulta en una difusión de los taninos de mayor peso molecular, que dejan mal sabor.
  • Es un mito que dejarlo reposar más resulte en un infusión con más cafeína. La cafeína se disuelve muy rápidamente en el primer minuto. Los taninos necesitan más tiempo y son los responsables del color y parte del sabor.
  • No uses vasos de poliestireno, que hacen un té demasiado caliente para beber directamente. Además las tazas mantienen el calor más tiempo.
  • La leche UHT contiene proteínas desnaturalizadas que hacen que sepa peor.
  • Se debe añadir la leche antes. Añadirla después hace que la leche pueda impregnarse demasiado en el té tan caliente y desnaturalizar las proteínas, lo que ocurre a unos 75º C o más.
  • La leche o el azúcar son opcionales, pero ambos actúan disminuyendo la astringencia natural del té.

Para mejorar el ambiente de disfrute de tu té elije en un lugar tranquilo de tu casa.
Y relaja-te.

No hay comentarios:

Publicar un comentario