17/05/2018

Padres no ven a sus hijos como obesos

Muchos padres niegan que sus hijos están obesos, cuando lo están. La obesidad infantil es un problema grave de salud que no puede ignorarse.

No se debe traumatizar al niño con dietas restrictivas o no profesionales. Pero sin duda se debe reeducar su alimentación para ayudarle a perder peso progresivamente.
Los niños tienen que estar en su peso, ni más ni menos.
"Cebar" o sobrealimentar a los niños que tienen un evidente exceso de peso, es irresponsable.

Muchos padres subestiman el peso de sus hijos

La Real Academia Española define gordo como de abundantes carnes, muy abultado y corpulentoque excede del grosor corriente en su clase o muy grande, fuera de lo corriente
Así que en realidad gordo y rellenito es lo mismo, solo que rellenito no incluye la connotación despectiva con la que a veces se utiliza "gordo"

Es frecuente que los padres y los abuelos tiendan a ver a sus hijos delgados. Estos padres a veces "ceban" a sus hijos con platos interminables: "come hijo que estás muy flaco" y demás.

Las cifras de obesidad son demoledoras. 
En España en 2012 el 57% de la población padecía sobrepeso u obesidad
Sin embargo un estudio recogía que el 75% de la población consideraba su estado de salud como bueno o muy bueno
O sea que nos vemos y percibimos de una forma que en ocasiones distorsiona de la realidad.

Hay chavales que son delgados y realmente siendo niños y en pleno crecimiento...esos pueden comer casi lo que quieran.
El problema viene cuando los niños engordan y se les nota con evidente exceso de peso, y a pesar de ello son sobrealimentados y/o mal alimentados
También se debe ayudar con el ejemplo o promoviendo que realice actividad física alguna.

Los niños son complejos, no hay una sola receta. A unos puede gustarles el fútbol, a otros les gusta más pasear en el campo, a otros pasear con el perro. Lo importante es que hagan algún ejercicio, como mínimo pasear.
 

Los padres no ven a sus hijos como obesos

El 51% de los padres con hijos exceso de peso (sobrepeso u obesidad) subestimaron el peso de hijos son sobrepeso y obesidad.
Es decir pensaban que sus hijos pesaban mucho menos, tanto que pensaban que el peso era normal.

Además 1 de cada 7 padres de hijos con peso normal mostraron preocupación de que su hijo fuera muy delgado

En otro estudio, también el 51% de los participantes subestimaron su peso: los que tenían obesidad indicaban en general padecer sobrepeso y los que padecían sobrepeso indicaban en general estar en un peso normal. 

percepción del peso

En general, los padres tienden a subestimar el peso de sus hijos especialmente entre los 2 y 5 años
El problema es que los niños de esa edad suelen acarrear malos hábitos a la adolescencia y vida adulta. El exceso de peso produce mayor riesgo de padecer enfermedades cardíacas, diabetes, artritis o cáncer.

Si es necesario busca ayuda profesional. No sigas consejos que veas online ni le sometas a dietas.

Cuenta tu experiencia en los comentarios y compártelo con tus compañeros y amigos. 
Sigue el Facebook @eresloquecomes y suscríbete para estar al tanto de novedades y promociones.

Consulta

Si necesitas consejo de un Dietista Nutricionista, contacta.