19 de abril de 2020

Si comes pomelo tienes que saber esto

El pomelo es el fruto cítrico del árbol Citrus maxima, originario del sudeste asiático y del mismo género que otras frutas como la naranja, mandarina, limón y la lima.

Es un fruto es de gran tamaño -hasta 30cm de diámetro-, de sabor ácido y ligeramente amargo, y está recubierto por una cáscara que según la variedad puede ser blanca, amarillenta o a veces más verdosa.

El pomelo es rico en ácido cítrico, vitaminas A y C, betacarotenos y otros ácidos orgánicos.

Sin embargo, pocos saben que su consumo produce modificaciones importantes en nuestro cuerpo.
Tan importantes que el consumo de pomelo puede producir situaciones muy graves si se consume con algunos fármacos, algunos de ellos de uso común.

Pomelo e interacciones con fármacos

Una amplia revisión demuestra que uno de los nutrientes presentes en el pomelo interacciona con algunos fármacos frecuentemente prescritos, lo que puede producir desde efectos secundarios graves hasta la muerte.
Existen más de 85 fármacos que pueden interaccionar de alguna forma con el pomelo, y hasta 43 de ellos pueden producir reacciones peligrosas cuando se combinan con el.
Muchos de estos fármacos son ampliamente prescritos y utilizados en enfermedades frecuentes como la hipertensión arterial, la hipercolesterolemia, ansiedad e insomnio.

Los efectos del consumo de sólo un vaso de zumo de unos 200 ml son suficientes para causar un aumento clínicamente significativo del fármaco que puede durar más de 24 horas.

Gravedad y pacientes en riesgo

El principal problema radica en que normalmente el profesional sanitario que atiende al paciente desconoce el consumo de pomelo por parte del paciente, por lo que es poco probable que se investigue la reacción adversa. Además, es poco probable que el paciente indique por sí mismo esta información.
La sensibilidad individual es bastante desconocida, aunque los pacientes mayores de 45 años son más susceptibles de seguir un tratamiento farmacológico que sea potencialmente peligroso junto al consumo de  pomelo.
Se ha observado la mayor interacción fármaco - nutriente en pacientes con más de 70 años.

Por qué se produce la interacción del pomelo con fármacos

Las responsables de esta interacción son las denominadas furanocuraminas.

Las furanocuraminas bloquean las enzimas hepáticas y digestivas del citocromo P450 3A4 ó CYP3A4. Este tipo de enzimas son las responsables del metabolismo y la inactivación de alrededor del 50% de los fármacos que ingerimos.

Las furanocuraminas del pomelo forman un enlace covalente -una unión molecular muy fuerte y estable- que causa la inactivación de la enzima de forma irreversible.
Al inactivar la enzima que permite metabolizar los fármacos, se va produciendo un aumento progresivo del fármaco en sangre, sin que pueda ser eliminado de forma normal y óptima.
Sólo la síntesis de nuevas enzimas restaura los valores a la normalidad, permitiendo recuperar la capacidad de inactivar fármacos.

complejo enzima sustrato
Funcionamiento de una enzima en situación normal y cuando se consume pomelo

Como resultado, el fármaco administrado aumenta en el torrente sanguíneo, lo que puede producir niveles tóxicos y sobredosis que pueden resultar en situaciones realmente graves, como fallo respiratorio, sangrado gastrointestinal, supresión de médula ósea en pacientes inmunodeprimidos, toxicidad renal, fallo renal agudo y muerte súbita.
La naranja amarga y las limas pueden producir el mismo efecto por su contenido en furanocuraminas.
La naranjas dulces y las naranjas tipo navel no poseen furanocuraminas.

Fármacos que producen interacción con el pomelo

No todos los fármacos se ven afectados en su metabolismo.
Los fármacos susceptibles de interactuar con las furanocuraminas poseen 3 características comunes:
  1. Se administran por vía oral
  2. Poseen biodisponibilidad oral variable desde muy baja (<10%) a intermedia (30 - 70%)
  3. Son metabolizados por la CYP3A4
El efecto disminuye cuando el fármaco y el pomelo se toman alejados en el tiempo, disminuyendo al 50% cuando se toman con 10 horas de diferencia y hasta el 25% cuando se ingiere 24 horas más tarde.

Los principales fármacos implicados y las enfermedades en las que se usan son:
  1. La felodipina y nifedipina utilizados para tratar la hipertensión arterial y la angina ven aumentados sus niveles cuando se consumen con pomelo. El verapamil, diltiazem y amlodipina poseen escasa o nula interacción.

  2. La simvastatina, la lovastatina y atorvastatina utilizadas en la hipercolesterolemia también han mostrado cambios importantes en la farmacocinética.
    La pravastatina, rosuvastatina y la fluvastatina no se ven afectados por la ingesta de pomelo.

  3. La ciclosporina utilizada en tratamientos inmunosupresores también ve aumentado sus niveles sanguíneos.

  4. El diazepam, triazolam y midazolam, usados en ansiedad, insomnio y traumatología se disparan cuando se consumen con pomelo. El flurazepam y clonazepamapenas no tienen efecto cuando se ingieren con pomelo.

  5. En trastornos psiquiátricos, también se ven aumentadas la buspirona, sertralina y carbamazepina, pero no ocurre con el haloperidol, trazodona ni zolpidem.

  6. El sildenafil también puede aumentar sus niveles sanguíneos cuando se consume con pomelo.

Interacciones fármaco nutriente identificadas

interacciones fármaco pomelo

Consejos para consumidores de pomelo

Si consumes pomelo o zumo de pomelo y tomas alguna medicación de la tabla, consulta con tu médico: es posible que tengas que dejar de consumirlo, ajustar la dosis o cambiar de medicación.



Si buscas consejo profesional contacta.

¿Qué te ha parecido? Cuenta tu experiencia en los comentarios.

Sígueme en Facebook @eresloquecomes o suscríbete para seguir las novedades.
Si te ha gustado dale a me gusta y compártelo en tus redes y con otras personas que consuman pomelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario