Frutas bayas

Las bayas son un tipo de fruto carnoso.
Hemos seleccionado las que no pueden faltar en tu dieta, por su contenido en nutrientes, vitaminas, minerales y antioxidantes.

Los bayas son en general frutas ricas en vitamina C y fibra y no contienen grasa ni colesterol.

Arándano negro – Vaccinium angustifolium y V. corymbosum

Es una planta de la familia de las ericáceas, de cultivo extendido en Canadá y EEUU, la fruta del bosque típica. Por su contenido en antocianinas, las bayas tienen poder protector frente a la oxidación.
Las antocianinas también parecen tener un poder protector frente a enfermedades del corazón. Los arándanos negros son bayas ricas en vitamina C y fibra y no contienen grasa ni colesterol.
Como curiosidad, el arándano bajo suele ser más dulce y sabroso que el alto.
Se añaden a cereales, macedonias, crepes… y también se elaboran en mermelada.    Hoy día también existen suplementos de antocianinas:

Arándano rojo – Vaccinium macrocarpon y V. oxycoccus

Sus bayas son jugosas y ácidas. Su zumo es exquisito.
Cocinadas se suelen hacer en preparaciones como tartas, mermelada, sorbetes, jalea, compota… Suelen acompañar a los platos de pavo, patés o caza.

Frambuesa – Rubus sp

Aunque suelen ser rojas, las frambuesas pueden ser negras, amarillas, naranjas y blancas.
Son dulces, aromáticas, algo ácidas y delicadas.
Están deliciosas al natural, con yogur o helado.
Y dan un sabor y aroma exquisito al vinagre.

Fresas – Fragaria sp

La fresa actual es una variedad de la fresa silvestre, de fruto más pequeño, muy sabroso y jugoso.  Se comen crudas, con yogur, en helados, macedonias…  Son una baya excelente fuente de vitamina C y se le atribuyen propiedades depurativas, diuréticas, astringentes y remineralizantes.  

Grosella negra – Ribes nigrum

Las grosellas negras son bayas parecidas al mirtilo.  Se usan para elaborar jaleas y mermeladas, licores, vinos y jugos.  Son muy ricas en vitamina C, así como antioxidantes vegetales.  Son laxantes, por lo que no deben consumirse en exceso.

Grosella roja – Ribes rubrum

Las grosellas rojas son bayas redondas que se suelen comer cocidas, por su sabor agridulce.  Se añaden en repostería a puddings, tartas, pasteles… Combinan bien con peras, ciruelas, frambuesas o piña.  Se usan para fabricar jarabe y el zumo queda excelente en la salsa vinagreta. Para mermeladas es preferible seleccionar las que no están totalmente maduras.

Moras – Rubus sp

Son bayas de la misma familia que las frambuesas y las fresas. Son de color negro, a veces púrpura o amarillento.  Deliciosas al natural, con yogur o helado. Se usan en mermeladas, jaleas, jarabes, vinos…

Madroño – Arbustus unedo

Esta fruta es una baya de un arbusto de la región mediterránea, de piel granulosa, sabor agridulce, a veces algo insípido. Es muy rico en vitamina C.
Se usa en jaleas y mermeladas, para preparar dulces, licores, aguardiente y vino.

El escudo de la ciudad de Madrid tiene un oso apoyado sobre uno.

Uvas – Vitis sp

Como no podía ser de otra forma, las uvas blancas y negras son otras de nuestras seleccionadas.
Son el ingrediente del vino y de otras muchas otras bebidas alcohólicas.

Es importante lavarlas ya que suelen contener productos químicos.

En cocina se añaden a salsas, rellenos, ensaladas, con hígado, aves, caza…

Cómo diferenciar fácilmente arándanos y grosellas

Las hojas de los arándanos son hojas sencillas típicas. 

Las hojas de las grosellas tienen forma lobulada con una parte central y dos laterales.

Sigue el Facebook @eresloquecomes y suscríbete para seguir las novedades.
¿Te ha gustado? Compártelo con tus familiares y amigos 🙂
Deja tus comentarios con tus experiencias y opinión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *