El pan de molde ¿es malo?

Esta es una de las conversaciones más clásicas. Mejor pan de barra ¿no? Pero pan de molde no ¿no? Y pan de molde en la dieta… ¿puedo?

Por alguna razón, la gente tiende a pensar que el pan de molde es malo y en general debe evitarse.

¿Es que el pan de molde peor que el de barra?

Pan de molde ¿si o no?

El pan de molde no deja de ser pan y está elaborado -o debería estarlo- a partir de los mismos ingredientes que el pan “tradicional”: harina de trigo, agua, levadura y sal. Ni más ni menos. Todo lo añadido a esta fórmula sobra y deja de ser pan.

Por tanto el valor nutricional del pan de molde es idéntico o debería serlo al del pan tradicional.

En ocasiones se le añade algún aditivo para conservarlo por más tiempo o para darle mayor esponjosidad, ya que en el pan de molde no se usa nunca levadura viva, si no química (bicarbonatos).
No son muy frecuentes en pan clásico.
Lo son más, eso sí, en bollería y pastelería.

Al igual que el pan integral, el pan de molde también puede ser integral. Así que puedes comer pan de molde integral, que dura un poco más. Recuerda que el pan integral debe estar elaborado con harina integral de trigo y no con harina de trigo refinada a la que se le ha añadido salvado.

Otros ingredientes del pan de molde

Algunos tipos de pan de molde incluyen otros ingredientes como aceite de oliva. Realmente no forma parte de la receta del pan. Aunque se añade en cantidades pequeñas (menos del 2%), añaden grasa que en todo caso podemos añadir nosotros si queremos usando un aceite de mejor calidad.

Otros panes de molde están enriquecidos con vitaminas y minerales, por lo que pueden resultar útiles para corregir las carencias nutricionales concretas de algunas personas.

Dentro de todas las variedades disponibles en el mercado, existen variedades “naturales” en las que ni siquiera se añaden aditivos, y solo contienen la receta original tradicional: harina de trigo, agua, sal y levadura.

Por tanto estos panes son exactamente iguales a los elaborados en panadería industrial en forma de barra -a veces llamada pistola-.

No suele ser frecuente, pero en ocasiones encontramos que se le ha añadido azúcar como tal o con otros nombres.

Los panes de molde en España en general son bastante decentes en su composición.

Panes de semillas

Los panes de semillas son un ” a caballo entre integral y normal”.
Es cierto que el pan integral 100% es difícil de trabajar, poco bonito. Los panes con semillas son panes normalmente blancos a los que se añaden por dentro o fuera semillas de diferentes tipos y frutos secos.

Esto no tiene nada que ver con el pan integral y generalmente no son pan integral.
En función de las semillas que contengan los panes de semillas, así como de otros ingredientes añadidos, pueden resultar muy poco saludables. El hecho de que lleven semillas y frutos secos no les hace más saludables. Además se suelen añadir frutos secos de baja calidad o con sus grasas oxidadas o rancias.

Conclusiones

Lo positivo del pan de molde es que siempre dispones en el pan de la lista de ingredientes y valor nutricional.
Las barras y pan a granel no indica esa información y tendrías que pedir los ingredientes y verlos para tomar la decisión. Esto es incómodo, molesto, a veces no lo tienen o está desactualizado, te hace parecer un inspector y en definitiva, nadie lo hace.

  • El pan de molde no es por norma peor que el de panadería o el de barra industrial. La receta tradicional y el proceso industrial es el mismo y no admite mucho margen de cambio.
  • Si bien puede contener o contiene algún aditivo más esto no hace que su valor nutricional sea peor ni que sea un pan poco saludable, siempre que hablemos de aditivos para hacerlo más duradero.
  • La norma es consumir siempre pan integral. Si es más probable que lo hagas comiendo pan de molde en lugar de pan de barra, compra pan de molde.
  • La ventaja del pan de molde es que siempre está etiquetado. En panaderías no existe etiqueta ni información nutricional alguna sobre el pan que venden.
  • Que sea una receta básica o con aditivos, depende del fabricante más que de la presentación en sí.

Lo ideal sería que los panes de barra de panaderías y grandes superficies indiquen siempre de forma fácil y accesible los ingredientes para que los consumidores puedan tomar mejores decisiones.

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo con tus familiares y amigos 🙂
Si quieres deja un comentario y cuenta tu opinión o experiencias.
Sigue el Facebook @eresloquecomes y suscríbete para estar al tanto de las novedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *