Hierbas aromáticas

Hierbas aromáticas

Hierbas aromáticas de uso en la cocina diaria

Las hierbas aromáticas son plantas herbáceas de hojas verdes que proceden de regiones templadas. Se cultivan en general en las huertas, aunque pueden cultivarse en casa en macetas y jardineras.

Las hierbas aromáticas se comercializan en fresco o seco:

  • Las frescas deben estar limpias de moho, de tallos descoloridos, con manchas, hojas secas, etc.
  • Las hierbas secas se compran enteras, desmenuzadas o en polvo -esta opción es la menos aconsejable-.

Sin embargo, las hierbas secas poseen un sabor más concentrado que las frescas.

Para la mayoría de las hierbas secas se desaconsejan cocciones prolongadas o a fuego vivo. Por eso suelen añadirse al final de la cocción.

Las hierbas aromáticas secas se conservan en recipientes herméticos, protegidos de la luz y el calor, y en lugar seco, a ser posible con vidrio opaco.

Las hierbas frescas se conservan en un vaso con agua -como flores- o en la nevera. También pueden congelarse enteras o ya cortadas y listas para su uso, por ejemplo colocando las hierbas o la mezcla de hierbas en la cubitera.

 

Hierbas aromáticas

Albahaca – Ocinum basilicum

Hierba muy utilizada en la cocina mediterránea, thailandesa y vietnamita. Sus hojas son de color verde o rojizo. Es a hierba por excelencia para sazonar tomate y salsa de tomate o pasta.

Es el ingrediente básico de la salsa pesto italiana.

Cebollino – Allium schoenoprasum, Allium tuberosum

Es el pequeño de la familia de la cebolla. No se usa su bulbo como en las cebollas, sino que se recogen sus hojas, verde intenso. Se usa crudo para sazonar platos fríos y calientes en el momento de servir.

Cilantro – Coriandrum sativum

El cilantro fresco es muy similar al perejil liso y se emplea como el perejil o el perifollo. En oriente se combina con ensaladas, salsas y bocadillos. Las semillas de cilantro poseen un olor característico que se emplea para sazonar marisco, pescado y arroz, curry y marinados.

Eneldo  – Anethum graveolens

Hierba aromática cuyas semillas recuerdan al hinojo. Aromatiza vinagres, pepinillos y encurtidos, salsas frías, ensaladas. Es la hierba por excelencia para marinar el salmón y arenque. Combina bien con la remolacha, el pepino, la nata o el requesón.

Estragón – Artemisia dracunculus

De sabor anisado ligeramente picante, soporta bastante bien la cocción. Aromatiza huevos, pescado, marisco, ensaladas y encurtidos. También se combina con pollo.

Hisopo – Hyssopus officinalis

Originaria del Mediterráneo y utilizada desde tiempos remotos. Decora sopas, ensaladas, guisos, pescados azules, embutidos e incluso macedonias de frutas. Sus hojas se usan en la fabricación de licores como el Bénédictine.

Laurel – Laurus nobilis

Una de las hierbas aromáticas más presentes en la historia. Las hojas de este arbusto o árbol se utilizan secas y con moderación. Aromatizan platos cocinados a fuego lento, rellenos y marinados.

Melisa – Melissa officinalis

La melisa o toronjil es muy apreciada en países asiáticos, ya que aromatiza los currys indios, sopas, salsas y condimenta ensaladas mixtas y de arroz, pescados, compotas y zumos de frutas. En cocina española se usa para perfumar la leche y sopas. En infusión es eficaz contra el dolor de cabeza, problemas gástricos y nerviosismo.

Menta – Mentha sp.

Condimenta hortalizas -como la berenjena, pepino, guisantes, tomate-, carnes, caza y helados. Su sabor delicioso mezclada con limón es muy apropiado para vinagretas. También yogures, ensaladas, salsas e incluso té. En países anglosajones se emplea con el cordero. La menta verde no contiene mentol.

Orégano – Origanum vulgare

Es una variedad silvestre de la mejorana, con sabor menos intenso. Es indispensable en la cocina mediterránea y los platos con tomate. Se puede colocar una ramita de orégano en una botella de aceite para hacer un aceite aromatizado.

Perejil – Petroselium sp.

Existen 3 especies principales: el perejil rizado, el liso -menos amargo- y el tuberoso -cultivado por sus raíces blancas-. Se utiliza en casi todos los platos.

Perifollo – Anthriscus cerefolium

Se asemeja al perejil rizado. Su sabor es ligeramente anisado y junto al perejil, estragón y cebollino forma una mezcla de finas hierbas tradicional de la cocina francesa. Aromatiza sopas, vinagretas, salsas, ensaladas, verduras, platos fríos y pescados.

Romero – Rosmarinus officialis

El romero es una hierba aromática de sabor algo picante, muy intenso. Se usa en sopas, salsas, rellenos… También en platos de carne: parrilladas, asados, brochetas.

Salvia – Salvia officinalis

Se emplea en carnes blancas, sopas de verdura, jamón, salchichas, osobuco, cordero e incluso para aromatizar el té. La salvia facilita la digestión de alimentos grasos y posee propiedades medicinales.

Tomillo – Thymus sp.

Planta aromática mediterránea que combina bien con huevos, verduras, rellenos, carnes y pescados asados. Resiste bastante bien la cocción tanto fresco como seco, por lo que es acompañante ideal en guisos, adobos, salsa de tomate y caldos cortos. También es muy útil para aromatizar el vinagre.