dieta 5:2

Dieta de ayuno intermitente

Dieta del ayuno intermitente o Dieta 5:2

Otra dieta que se ha ido haciendo popular, especialmente desde que se diera a conocer en agosto de 2012 en un reportaje en la cadena de televisión BBC inglesa.

La Dieta 5:2 o de ayuno intermitente tiene una norma sencilla: comer normal 5 días y ayunar otros 2

Sus defensores de esta práctica dicen que la dieta trae beneficios como protección contra enfermedades, aumento de la esperanza de vida, mejoras de la función cognitiva e incluso prevención contra el Alzheimer.

Si practicas ayuno debes saber que el ayuno afectará a tu vida diaria: tanto a tu vida laboral como si practicas ejercicio.

ayuno

Ayuno intermitente

A pesar de lo popular que se está volviendo -también entre atletas y aficionados al deporte- el ayuno intermitente plantea dudas que todavía están sin resolver:

  • ¿Cuál es el patrón ideal a seguir de ayuno?
    Se desconoce si se debe practicar con el patrón 5:2 o si debe ser otro completamente diferente.
  • ¿Cuál debe ser el consumo calórico óptimo durante los días de ayuno?
    La dieta 5.2 recomienda 600 Kcal para hombres y 500 Kcal para mujeres. Sin embargo no tienen en cuenta ningún otro parámetro (peso, edad, altura, tipo de actividad física, etc). Tampoco hay evidencia de que deban consumirse exactamente esas cantidades concretas.
  • ¿Cuánto tiempo puede mantenerse esta práctica?
    No existen recomendaciones y se desconoce si puede seguirse de por vida.

Efectos secundarios del ayuno intermitente

No sólo falta evidencia sobre sus beneficios. Tampoco se sabe mucho sobre los posibles efectos secundarios.
La información actual muestra que el ayuno intermitente puede producir:

  • Dificultades de sueño
  • Mal aliento (un problema conocido en las dietas bajas en hidratos de carbono)
  • Irritabilidad, ansiedad
  • Deshidratación
  • Somnolencia

Son necesarios más estudios para confirmar estos efectos y su gravedad.

El ayuno no está aconsejado en ningún caso a mujeres embarazadas y personas con ciertas enfermedades, como diabetes o historial de desórdenes alimentarios.

Evidencia actual sobre la Dieta 5:2

Puesto que el plan es bastante novedoso, existe poca literatura y poco fiable.

Un estudio realizado en 2010 encontró que las mujeres que seguían la dieta 5:2 de ayuno intermitente conseguían pérdidas de peso similares a otras mujeres con una dieta controlada en calorías.
Aunque encontraron una reducción en biomarcadores que podría indicar una reducción del riesgo de padecer enfermedades crónicas como diabetes o cáncer.

Una revisión clínica de 2007 realizada en humanos encontró que el ayuno itermitente -y concretamente intermitente- podría tener un efecto protector contra enfermedades cardíacas, diabetes tipo 2 y cáncer. Pero se desconocen los efectos del ayuno en otras variaciones.

Un estudio posterior en 2012 sugirió que la dieta podría ayudar a reducir ciertos tipos de cáncer como el de mama.

Uno de los estudios principales en que se basa para afirmar que permite la pérdida de peso, está realizado con 30 mujeres.

El estudio que defiende una mayor esperanza de vida con el ayuno, se realizó en 1957 y con solo 120 personas.
Curiosamente fue realizado en España en un centro de ancianos, a los que la mitad se les hizo ayunar involuntariamente. La ética actual no permitiría reproducir el estudio. Los datos tampoco pueden considerarse fiables por ser demasiado antiguos y con una muestra pequeña de gente.

En cuanto a la protección contra el declive cognitivo, todos los estudios están realizados con ratones.

Conclusiones

La correcta dieta equilibrada junto a la práctica de ejercicio se sabe que reduce el riesgo de padecer cáncer, además de enfermedades crónicas como la diabetes, al igual que los estudios preliminares de la Dieta 5:2.
Aun presuponiendo la efectividad de esta dieta, no añade nada nuevo a la correcta alimentación que ya conocemos y que está evidenciada .

Por otro lado, la mayoría de personas no pueden permitirse 2 días de ayuno, sea por cuestiones laborales o de actividad.

Recuerda seguir una dieta equilibrada, comer al menos 5 porciones de frutas y verdura diarias, evitar el alcohol y el tabaco y practicar ejercicio o alguna actividad regular.

No debemos olvidar que actualmente sí existe amplia evidencia sobre cómo debe ser la correcta alimentación. Considero importante seguir las pautas que conocemos son correctas, en lugar de difundir prácticas cuya eficacia no está evidenciada y que distraen a la población de los verdaderos objetivos dietéticos.