Cada cierto tiempo surge una nueva dieta milagro con promesas de belleza. Esto es así y seguirá siendo.

Normalmente son dietas con difusión por redes y medios publicitarios que les hacen gran eco e importancia. Nada más.

Hay centenas, quizá miles de dietas de este tipo.

Unas de las dietas más típicas son las mono dietas, en las que sólo está permitido comer un alimento.

Mono dietas

Este grupo encuadra otras dietas milagro en las que sólo se ingiere un alimento.

“La dieta de”.
El pollo, dieta del melón, dieta de los cereales, dieta del pomelo, de las uvas, de la manzana, de la piña, de la sopa, etc.

Desgraciadamente, cada verano surge una nueva monodieta más acorde a lo que sea más actual, o respondiendo a exigencias de venta o de superproducción, quién sabe. Y desgraciadamente tendrán tanto más éxito cuanto más “llamativo” sea el alimento.

Características

  • Muy bajo contenido calórico.
  • Sólo permiten la ingesta de UN alimento.

Inconvenientes

  • Muy desequilibradas.
  • Graves carencias vitamínicas y de minerales.
  • No educa nutricionalmente.
  • Monotonía.
  • Sensación de hambre agobiante.
  • Problemas gastrointestinales -diarrea, flatulencia, cólicos…-.
  • Deshidratación.

Dietas líquidas

Otra de las formas propuestas para adelgazar es beber para no renunciar del todo a “comer”.
Sólo existe un tipo de tipo de dieta líquida que resulta completa, y se utiliza en nutrición artificial parenteral hospitalaria y bajo supervisión médica. Se usa por períodos cortos de tiempo y siempre en casos serios de alteración digestiva en que la persona no puede comer, por los motivos que sean.

Las más populares son la dieta de la leche, la dieta de los zumos, dieta del jarabe de arce, del sirope de savia y de la sopa.

Características

  • Muy bajo contenido calórico.
  • Sólo permiten la ingesta.

Inconvenientes

  • Muy desequilibrada.
  • Graves carencias vitamínicas y de minerales.
  • No educa nutricionalmente.
  • Monotonía.
  • Sensación de hambre agobiante.
  • Problemas gastrointestinales -diarrea, flatulencia, cólicos…-

Otras dietas milagro sin fundamento y absurdas

Este grupo incluye las dietas más peculiares y simpáticas, así que no dejes de visitarlo si quieres pasar un rato de risa.

Dieta del calendario

De todas las dietas milagro esta es una de las más absurdas.
En esta dieta se come cada día un tipo de alimentos que empiezan por una determinada letra.
Los lunes lechuga, martes merluza, miércoles…merluza otra vez por ejemplo, jueves judías, etc.

Dieta de las 3 P

Hay que evitar a toda costa las 3 P: Pasta, Pan y Patatas.
El resto no importa.

Dieta cruda

Se consumen sólo alimentos crudos, ya que crudos “apenas son digeridos”.
Se ha vuelto a poner de moda, pero más ligado a la cultura verde que al adelgazamiento.

Implica un riesgo higiénico extremo por la facilidad de contraer enfermedades infecciosas.
Además la mayoría de alimentos no cocinados son difícilmente digeribles.

Dieta del limón

Se bebe cada mañana el zumo de varios limones -sin azúcar-, ya que el ácido del limón disuelve la grasa.

Dieta de la hora

Esta no menos graciosa, supone que lo ingerido antes de una hora determinada no engorda.

Cronodieta

Una variante de la dieta de la hora, en esta se permite comer de todo, pero a una hora determinada. Según sus autores está especialmente indicada especialmente para adolescentes.
Según su predecesor, el médico italiano Mauro Todisco, los alimentos tienen diferente capacidad de engordar según la hora a la que se ingieran. Las verduras pueden consumirse a cualquier hora. Sin embargo, después de las 5 de la tarde se activa un “reloj alimenticio” por lo que queda prohibido comer fruta y azúcar pero sí tantas proteínas como se quiera.

Dieta del rH, Obesitest, Dieta del grupo sanguíneo

En esta popular dieta, el sujeto debe someterse a una prueba en la que se analiza su compatibilidad sanguínea con los alimentos. Así por ejemplo podría determinarse que con un grupo sanguíneo A y Rh-, nos engordaría el pan, las patatas y el jamón serrano, pero podemos comer arroz, pasta y chuletas libremente.

La dieta del grupo sanguíneo defiende la existencia de una alimentación según el grupo sanguíneo A,B,0 o AB. Por ejemplo, el sistema digestivo de los individuos del grupo O está adaptado a una dieta rica en proteínas animales y a los vegetales; las legumbres, verduras y cereales serían indicados para aquellos del grupo A, y las carnes para el grupo B; el grupo AB sería una mezcla de los A y B, especialmente con los lácteos.

No existe ninguna relación científicamente comprobada entre el tipo de sangre y la utilización de tejido graso o el adelgazamiento.

La prohibición de alimentos hace con que la dieta esté asociada con sensaciones de hambre y sufrimiento, e induce a la pérdida de masa libre de grasa, en vez de masa grasa.

Dieta del Test de Alcat

Es una variante de las anteriores, en las que se analiza la sangre del paciente y se determinan los alimentos a los que el obeso es más sensible.

Se conoce más como test de intolerancia a alimentos.

Estos análisis se hacen de forma totalmente privada a un precio que en España alcanza los 600 y 1000€.

Según sus defensores, de esta forma se determinan las sustancias que provocan en el organismo una reacción de intolerancia, que definen como una alergia escondida que se manifiesta lentamente, de forma que no se es consciente de ello, y que puede tener consecuencias tales como dolores de cabeza, articulares, congestión nasal, asma, además de otras afecciones y obesidad provocada por alteraciones del metabolismo.

Se supone que eliminando de la dieta los alimentos que no son bien tolerados y no se metabolizan correctamente, se podrá elaborar una dieta personalizada que favorezca la pérdida de peso.

Algunas de las objeciones que presenta la planificación de una dieta según esta prueba vienen por la ausencia de evidencia científica de la misma, ya que no existen estudios de investigación que demuestren su eficacia ni su base científica.

Otro problema viene dado por la exclusión de alimentos que puede llegar a producirse si se confecciona una dieta basada en el test de Alcat, de forma que pueden generarse desequilibrios en los nutrientes básicos.

Dieta del Aura

Otra de las dietas milagro más ridículas pretende sorprendernos con recursos tecnológicos muy avanzados, pero que en realidad no hacen más que impresionar al cliente, ya que en realidad no existen semejantes relaciones.
En esta dieta se utiliza un aparato que supuestamente capta tu aura determinando según ésta el tipo de persona y alimentación que debes seguir. Amazing!

Dieta de los colores

Basada en temas tan complicados como la numerología y la metafísica, temas que por supuesto no podemos explicar científicamente, resultaría posible conocer dentro de que rango de color vibramos, y utilizar ese mismo color para alimentarnos. Casi hasta me entran ganas de ver “mi yo vibrante en colores”. ¿Utilizarán estos seguidores algún tipo de hongo alucinógeno para conseguirlo?

Dieta Humplik

Se aconseja aumentar el número de calorías, pudiendo disminuir hasta 15 kilos en un mes consumiendo 6000 Kcal, asegurando además que el organismo tiene unas necesidades energéticas mucho mayores cuando consume esta cantidad.
Obviamente es una dieta milagro que no se ha hecho famosa por su eficacia precisamente.

Dieta de la bailarina Margaret

Esta es incluso mejor que la anterior porque en esta hay que consumir alcohol.

Método Pakistaní

Se debe llevar un brazalete de hilo en el brazo derecho al igual que las mujeres paquistaníes y enérgicamente apretado para conservar el mismo peso durante toda la vida.
Sus seguidores explican este efecto debido a la estimulación de unos nervios a nivel del brazo, que estimularían las glándulas suprarrenales y tiroides. Nadie conoce tal efecto.

Y tú, ¿Cuántas dietas milagro has hecho?

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo con tus familiares y amigos 🙂
Si quieres deja un comentario y cuenta tu opinión o experiencias.
Sigue el Facebook @eresloquecomes y suscríbete para estar al tanto de las novedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *