antojos embarazo

Molestias digestivas en el embarazo

Molestias digestivas en el embarazo

Antojos

La mujer embarazada experimenta con frecuencia cambios en sus gustos y preferencias alimentarias.

Estos cambios se relacionan con cambios en la sensibilidad de las papilas gustativas. También con los cambios hormonales que se producen durante todo el proceso que dura el embarazo.

Así, de repente puede manifestarse apetencia por alimentos que antes no eran habituales. También se produce rechazo de alimentos antes habituales.

Lógicamente no se trata de alteraciones psicológicas, no tienen importancia y no alteran ni interfieren normalmente con una alimentación variada y equilibrada.

Náuseas y vómitos

Estas molestias es probable que se produzcan a lo largo del embarazo, especialmente en el primer trimestre.

Para mejorar el malestar y las molestias que producen náuseas y vómitos en el embarazo puedes:

  • Evita desayunar con zumos ácidos, o con mucha agua y hazlo en otro momento del día
  • Lo mismo puede ocurrirte con frutas ácidas en el desayuno: naranja, mandarinas, fresas, kiwi
  • Puedes tener en la mesilla unas galletas o unas tostadas de cereales para comer al levantarte de la cama
  • Evita el café y el té, ya que son irritantes gástricos y excitantes
  • Evita beber mucho entre las comidas
  • Evita los olores de comidas que te producen malestar
  • Reduce las preparaciones y platos ricos en grasa

Acidez

  • Fracciona las comidas a lo largo del día
  • Evita grandes volúmenes de comida
  • Evita las comidas grasas
  • Come despacio
  • No duermas ni te tumbes justo después de comer o cenar: deja pasar al menos una hora
  • Duerme con ropa cómoda, pero viste también con ropa cómoda y no ajustada

acidez estomacal

Estreñimiento

El estreñimiento es una de las molestias más frecuentes en el embarazo.

Seguir unas pautas adecuadas de alimentación en el embarazo, comer alimentos ricos en fibra y beber agua en cantidad suficiente, minimizará el riesgo de padecer estreñimiento.

El ejercicio o la actividad física regular también ayuda a disminuír el estreñimiento

  • Bebe agua a lo largo de todo el día.
  • Las bebidas tibias y calientes favorecen el movimiento intestinal
  • Consume alimentos ricos en fibra: legumbres, verduras, hortalizas, frutas y cereales integrales
  • El aceite tiene una ligera acción lubricante: úsalo en crudo como aliño
  • No tomes ningún laxante, natural o de farmacia, excepto por prescripción de tu médico

Otros consejos

  • Come tranquilamente y no dejes pasar más de 4 horas antes de la siguiente comida
  • Haz un desayuno variado, comida y una cena no muy abundante
  • Cocina de forma sencilla -a la plancha, vapor, horno- y evite cocciones como guisos y platos pesados
  • Evita la grasa
  • Controla el peso periódicamente pero sin obsesionarte
  • No es conveniente seguir regímenes de adelgazamiento durante el embarazo
  • Intenta realizar alguna actividad física, pasear, nadar.  Si estás al aire libre recuerda usar protección solar adecuada y suficiente
  • Los ejercicios de preparación pre y post parto te ayudarán en el fortalecimiento de la musculatura pélvica y en la recuperación