Entradas

Cómo cocinar carne y pescado

Cómo cocinar correctamente carne y pescado

Consejos para hacer tus platos de carne y pescado más sabrosos y jugosos

La cocina es un arte que requiere además de conocimiento, práctica y habilidad. No todos pueden cocinar un filete de carne a la plancha igual de sabroso con los mismos ingredientes.

Cocinar correctamente es práctico en general, pero es adecuado también para no desaprovechar el valor nutricional del alimento. No olvidemos que el fin último de comer es el de nutrirnos adecuadamente.

Por último, cocinar correctamente carne y pescado también servirá para mejorar el sabor.

Lo más importante cuando se cocina tanto carne y pescado es someter la pieza a una alta temperatura al principio y por ambos lados -o por todos si es una pieza entera- y bajar la temperatura para terminar de cocinarlo a temperatura media.

Esto permite que en el exterior se forme una capa más seca o costra, que evita que salga al exterior los jugos.
La carne y el pescado quedan más jugosos, y se evita que se escapen las vitaminas y otros nutrientes.

Cómo cocinar carne y pescado

  1. La plancha o sartén debe estar muy caliente. En una cocina casera, al máximo.
  2. Espera a que se caliente la plancha o la sartén un poco para poner el aceite. Así evitas que se queme demasiado por ponerlo desde el principio. Tampoco lo eches al final cuando la plancha está muy caliente porque se quemará según lo echas.
  3. Sazona la pieza por cada lado
  4. Pon la pieza o las piezas por un lado y deja 1 o 2 minutos. Debe estar ligeramente cocinado o dorado, pero no demasiado ni totalmente porque terminará de hacerse por completo más tarde.
  5. Dale la vuelta y repite
  6. Cuando veas que falta poco para que termine de dorarse el segundo lado ve bajando el fuego.
    En una cocina con mando de 1-6, bájalo a 4-5. En una cocina de 1-10, déjalo en 7-8.
  7. Termina de cocinarlo dándole un par de vueltas más por cada lado. Así terminará de dorarse.
  8. Condimenta y sirve.
roastbeef

El “roastbeef” es uno de los ejemplos más marcados en los que es imprescindible crear una costra externa.

Cocinando de esta simple forma siempre -sea en el la plancha, horno, parrilla…- tus platos de carne y pescado quedarán mucho más sabrosos y evitarás pérdidas de sabor, aroma y nutrientes.

Quizá parezca básico y sencillo.
Pero es bastante frecuente encontrar carne y pescado mal cocinados.