Entradas

pescados

9 Pescados ricos en Omega 3

 Pescados ricos en Omega 3

La contaminación del agua del mar, los niveles de metilmercurio… los consumidores encuentran cada vez más problemas a la hora de elegir un pescado rico en nutrientes, que no contenga sustancias tóxicas ni contaminantes y cuya pesca o producción sea sostenible.

Pero existen especies de pescado ricas en omega 3 que utilizan técnicas de pesca sostenibles, técnicas de acuicultura no contaminantes, y técnicas de pesca que no esquilman los caladeros.

Aunque parezca raro, algunas veces el pescado salvaje es más indicado, mientras que otras veces es mejor el pescado de piscifactoría.
Mientras que en ocasiones las técnicas de pesca salvaje esquilman los mares, en otras  ocasiones las técnicas de cría en piscifactoría no están lo suficientemente controladas.

Aquí tienes 9 pescados ricos en omega 3:

Salmón salvaje de Alaska

Fresco, congelado o en lata.
Es mucho más caro que el de granja. Pero según el “Seafood Watch” (observatorio de vida marina) las prácticas de cultivo de salmón en granja pueden extender parásitos y enfermedades a los peces salvajes.

Trucha alpina

Las cría en piscifactoría de la trucha alpina no están ligadas a contaminación ni polución, por lo que está bien optar por las de piscifactoría. Además las salvajes son muy escasas.
En un restaurante de sushi posiblemente la veas como iwana.

Caballa atlántica

La mexicana contiene altos niveles de mercurio, por lo que es importante consumir caballa del atlántico.

Sardinas

Muchas vienen del pacífico donde la especie ha resurgido. Al ser pequeñas es difícil que acumulen mercurio en cantidad suficiente como para preocupar en la cadena alimentaria.

Anchoas

Aunque existen variedades, todas las especies son adecuadas. Se reproducen rápidamente por lo que no están amenazadas. Al ser pequeñas la contaminación no supone un problema.

Ostras

La mayoría de ostras se producen en granja. Generalmente se controlan adecuadamente y tienen poco impacto medioambiental. En restaurantes sushi se encuentran como kaki.

Trucha arcoiris

La trucha arcoiris ha sido sobreexplotada en los Grandes Lagos, por lo que se recomienda la trucha arcoiris y dorada de piscifactoría. Debido a la contaminación por policlorobifenilos -PCB – se recomienda que los niños limiten su consumo a un máximo de 2 a 3 veces al mes, dependiendo de la edad del niño.

Atún blanco

Los niños hasta 6 años deben limitar su consumo a 2 o 3 veces al mes, por su contenido en mercurio, según la EDF.

Mejillones

Se cultivan en bateas de forma que no afectan al medio ambiente. De hecho algunos estudios muestran que ayudan a la recuperación marina. En un restaurante sushi los encontrarás como murugai.
Galicia es el primer productor mundial de mejillones.

También puede interesarte: Atún claro: ¿veneno en lata? |  Emperador: peligro

 

salmonella

Salmonella resistente a desinfectantes

La Salmonella se vuelve resistente a desinfectantes

La Salmonella es una bacteria clasificada dentro de las enterobacterias.
Su hábitat natural son los intestinos de seres humanos y animales, así como el suelo y la tierra.
Se transmite por contacto directo y por contaminación cruzada durante la manipulación y procesado de alimentos.
La salmonellosis, causada por esta bacteria causa diarrea y fiebre. La fiebre paratiforidea y tifoidea está causada por Salmonella.

En EE.UU. causa más de 1 millón de infecciones que resultan en más de 20 mil hospitalizaciones y 450 muertes anuales.

Un nuevo estudio sugiere que una vez ha conseguido establecerse en una factoría, resulta extremadamente difícil de eliminar.

Se estudiaron tres tipos de desinfectantes típicos para intentar matar una variedad de Salmonella con capacidad de crear “biofilms”, una especie de película sobre las superficies que contamina. Esta película está formada por bacterias muy juntas.

limpieza

Una vez que la bacteria se estableció durante 7 días, ninguno de los tres desinfectantes resultó para eliminar la bacteria, ni siquiera tras 90 minutos de aplicación por baño.

Los biofilms formandos por la Salmonella se adaptaron a los distintos materiales: cristal, plástico y loza.
Se adhieren y se vuelven más densos a medida que pasa el tiempo.

El estudio demuestra que es vital para las empresas alimentarias mantener todas las áreas limpias de Salmonella, especialmente aquellas en que los alimentos cocinados son procesados y envasados.

Aunque se requieren más estudios, es importante llamar la atención para evitar que se produzcan contaminaciones innecesarias en la cadena alimentaria.

 

Polución

Bebés de bajo peso y contaminación

Efecto de la contaminación en el peso de recién nacidos

Las mujeres embarazadas expuestas a contaminación, incluso a bajos niveles podrían tener un elevado riesgo de tener bebés con bajo peso.

Estas son las conclusiones de un estudio realizado con más de 74 mil mujeres de 12 países europeos durante 15 años.
El estudio analiza los datos de 11 estudios previos desde 1994 a 2011. Para medir la polución y contaminación ambiental establecieron sus propias redes de medición en las áreas de población donde se encontraban las mujeres embarazadas participantes en el estudio.

El estudio establece que si la contaminación se mantuviera a los límites máximos establecidos por la OMS, disminuiría un 22% el nacimiento de bebés con bajo peso.

Este mismo efecto de reducción de la probabilidad de nacimiento de bebé con bajo peso se observa en aquellas embarazadas que abandonan el tabaco durante el embarazo.

Los recién nacidos de peso menor de 2,5 kg poseen un mayor riesgo de padecer problemas respiratorios en la etapa adulta, así como otras enfermedades.

Recién nacido

Recién nacido con evidente bajo peso

Observaron que incrementos de polución de 5 microgramos por metro cúbico producían un aumento del 18% en la posibilidad de dar a luz un bebé con bajo peso.

También se observó la circunferencia de la cabeza, ya que está relacionada directamente con el desarrollo cerebral.
Las mujeres expuestas a contaminación dieron a luz bebés con una circunferencia de cabeza inferior a la media.

Normativa sobre contaminación y polución

  • La norma en la Unión Europea es no superar los 25 microgramos (mcg) de partículas por metro cúbico (m3) de aire medidos como media anual.
  • La OMS-WHO establece un máximo de 10 mcg / m3
  • La Agencia de Protección Medioambiental (EPA) estadounidense establece la cantidad máxima en 12 mcg/m3 y un máximo de 35 mcg/ m3 en un período de 24h.

Es decir, la Unión Europea ha establecido un nivel de contaminación admisible más de 2 veces superior a lo recomendado por la OMS.

Si las mujeres participantes en el estudio hubieran estado expuestas a sólo los máximos establecidos por la OMS, se habría evitado el nacimiento de 145 bebés nacidos con bajo peso de los algo más del total de 50 mil bebés nacidos.

De momento se plantea la utilización de dispositivos que permitan a las embarazadas conocer la cantidad de contaminación a la que están expuestas o de qué tipo.