Entradas

Báscula

Peso ideal

Qué es el peso ideal

Qué significa, para qué sirve y qué indica

Alcanzar el peso ideal llega a obsesionar a muchas personas.
Un peso ideal que además alguien le dio un buen día o que obtuvo de un resultado de un test, o de un dispositivo electrónico. Como si eso fuera de utilidad alguna.

El peso ideal requiere de varios parámetros para ser calculado correctamente.
El más importante y que suele omitirse en todas las mediciones es la constitución corporal.

El peso ideal depende del sexo de la persona, la edad, el peso, la altura y la constitución corporal

 

Qué significa peso ideal

El peso ideal no hace referencia ni tiene relación -como muchos creen- a parámetros de belleza, si no que es el peso para el que se esperaría la mayor esperanza de vida

 

Para qué sirve

Puesto que mide esperanza de vida, sirve para calcular el peso para el que esa persona se esperaría alcanzar mayor edad y una mejor salud.

 

¿Es alcanzable?

Lo cierto es que normalmente no.
La esperanza de vida va ligada a una cierta tendencia a la delgadez -dentro de los parámetros de salud normales-.
Esto hace que el peso ideal calculado teórico sea normalmente inferior al real alcanzable.

Las personas con sobrepeso y obesidad nunca alcanzan el peso ideal teórico.

Esto no debe considerarse un fracaso puesto que casi nadie puede alcanzar su peso ideal sin aparentar muchas veces demasiado delgado.

Algunas personas en normopeso -con un peso normal- en ocasiones pueden alcanzarlo especialmente si son jóvenes y practican mucha actividad física, o si son de constitución pequeña.

 

Es más práctico hablar de un peso alcanzable, por ejemplo corregido por la experiencia del Dietista profesional.

Lo más importante es encontrarse en un rango de peso dentro de la normalidad y una grasa corporal dentro de los rangos de normalidad.

Dentro de ese rango, podemos estar en el peso en el que más cómodos estamos o mejor nos encontramos.

 

Consejos para bajar peso

Bajar peso: 10 consejos

10 consejos para bajar peso

No nos engañemos. Cada año buscas los mejore consejos para bajar peso y no recuperarlo.

Que si esta vez de verdad, que me han recomendado estas infusiones, o voy a seguir una dieta que he visto en una revista.

Esta vez ya no tienes disculpa.

Sigue estos sencillos consejos para bajar peso

  1. Haz siempre 5 comidas cada día: desayuno, algo a media mañana, comida, merienda y cena.
  2. Practica alguna actividad física. Introduce en tu vida de forma progresiva alguna actividad de tu interés. Existen decenas de ejercicios diferentes, deportes y otras actividades a las que puedes apuntarte. En última instancia, haz largos paseos.
  3. No te saltes las comidas. Dieta no significa no comer, significa comer pero bien. Si te saltas una comida acumulas más hambre en la siguiente y comienza el descontrol.
  4. Evita las grasas y los alimentos con grasa. Esto incluye cualquier alimento y no sólo los que no nos gustan o no nos importan. En las carnes, la parte blanca es grasa.
  5. Controla el aceite, aunque sea de oliva. El aceite no es un alimento libre y debes consumirlo con moderación. Usa aceite de oliva virgen para la plancha y aliño.
  6. Consume fruta en cantidad adecuada. La fruta tampoco es un alimento libre. Debes consumir una cantidad razonable, unas 2 o 3 piezas al día.
  7. Come pan integral. El pan es imprescindible en una dieta equilibrada. Intenta que siempre sea integral, no importa si de barra o molde. El pan con semillas o frutos secos no es pan integral: es pan con semillas.
  8. Bebe agua. Al menos unos 6 vasos al día de agua pura. Normalmente el cuerpo te pedirá la que necesites, pero si eres de los que no beben debes forzarte y beber más.
  9. Evita los remedios “naturales”. Las infusiones no tienen ningún efecto depurativo, adelgazante, drenante… Si te gustan por sabor, toma infusiones normales, manzanilla, tés, poleos, pero evita las mezclas dietéticas de plantas. Las infusiones pueden servir para aumentar la ingesta de líquidos, pero tampoco deben suponer una ingesta de infusiones a diario. No existen remedios naturales que permitan adelgazar sin comer adecuadamente ni llevar una vida sana.
  10. Ojo a los actos sociales. Cada uno sabe cual es su vida social, y debe ser responsable con las salidas que hace, especialmente si incluyen alcohol, bebidas con gas (sea o no con azúcar), o comidas en general, aperitivos, jamón, etc. Quizá alguna vez tengas que decir que no para evitar ganar el peso que has perdido en la semana.

 

bombero

Dieta Mediterránea para bomberos

Bomberos experimentan los beneficios de la Dieta Mediterránea

Cada vez son más los estudios que demuestran que la Dieta Mediterránea, rica en pescados, frutos secos, vegetales y fruta es buena para el corazón, el peso y la salud general.

Más de 800 bomberos también han podido experimentar y demostrar los beneficios de esta dieta.

Aquellos que se adhirieron más a la Dieta Mediterránea mostraron menor riesgo de padecer enfermedades cardíacas y un 35% menos de riesgo de padecer síndrome metabólico, un grupo de factores que aumenta el riesgo de padecer diabetes, enfermedad cardiovascular o infarto.
También obtuvieron un riesgo 43% menor de ganar peso.

Si eres bombero -y si no también- y quieres hacer pequeños cambios pero rápidos y eficaces, elimina de tu dieta las comidas rápidas y las bebidas azucaradas y con gas.

Los bomberos que más se adhirieron a la dieta no consumían bebidas azucaradas o con gas, tenían menor consumo de comida rápida, mayor consumo de frutas y verduras, comían menos dulce y consumían menos alimentos fritos.

Recomendaciones de la Dieta Mediterránea

  • Selecciona alimentos frescos y de temporada
  • Consume vegetales en abundancia, incluyendo vegetales frescos
  • Utiliza aceite de oliva virgen como aceite de elección
  • Consume pan, cereales y derivados a diario, alternando productos normales e integrales
  • Consume lácteos desnatados a diario
  • Consume pescado en abundancia, alternando pescado azul y blanco
  • Bebe agua y sólo una copa de vino ocasionalmente en alguna comida
  • Realiza alguna actividad física a diario, evita el sedentarismo

Más información sobre la Dieta Mediterránea en la página de la Fundación Dieta Mediterránea.

 

menopausia

Menopausia

La menopausia está marcada por el momento en que la mujer deja de tener el período menstrual.
La menopausia marca el fin de la etapa reproductora que se inició en la pubertad.
Los cambios en el ciclo menstrual son una de las señales más frecuentes del inicio de la menopausia.

Por qué se produce

A medida que la edad avanza y se acerca la menopausia los ovarios producen cada vez menos estrógeno.

Aunque cada mujer posee un período particular -más o menos regular, más o menos abundante- es importante prestar atención a sangrados anormales durante la menopausia ya que pueden ser síntoma de algún problema.

Finalmente, los ovarios dejan de producir estrógeno suficiente y se detiene el ciclo menstrual.

No estás completamente libre de riesgo de quedarte embarazada hasta un año después del último período.

La menopausia también se produce si se eliminan los ovarios quirúrgicamente. Esto puede producir síntomas graves porque la hormona desaparece repentinamente. La histerectomía produce la eliminación del período, pero no produce menopausia a menos que también se retiren los ovarios.

Cambios fisiológicos

La pérdida de estrógenos produce cambios en el aparato reproductor.

Es frecuente la sequedad vaginal, picores o escozor. También puede favorecer la aparición de infecciones.
La uretra también tiende a resecarse, inflamarse o irritarse. Es frecuente que la mujer deba orinar con mayor frecuencia con la edad. Las mujeres tienen un mayor riesgo de infección de vejiga tras la menopausia.

También se incrementa la pérdida de tejido en los huesos. Esta pérdida puede conducir a osteoporosis, que aumenta el riesgo de fracturas óseas en mujeres mayores.
La osteoporosis afecta más frecuentemente a la cadera, muñecas y columna vertebral.

El estrógeno también protegen la salud cardíaca y contra ataque cardíaco. La menopausia produce un descenso de la protección cardíaca por la pérdida de estrógeno.

osteoporosis

Cuerpo vertebral con osteoporosis

Síntomas de la menopausia

El síntoma más común de la menopausia son los sofocos. Se calcula que el 75% de las mujeres los padecerán.

Un sofoco es un sentimiento repentino de calor que sube hacia la parte superior del cuerpo y la cara. La piel puede enrojecerse. También podrías sudar. Pueden durar de unos segundos a unos minutos o incluso más.

Con frecuencia los sofocos causan falta de sueño o sueño deficiente, impidiendo a la mujer que alcance el sueño profundo, es uno de los mayores problemas al que la mujer puede enfrentarse durante la menopausia.
Los cambios en los niveles de estrógeno también pueden hacer que la mujer se sienta nerviosa, irritable o muy cansada, lo que puede agravarse con la falta de sueño.

Tratamiento de la menopausia y efectos secundarios

El tratamiento es el hormonal o terapia sustitutiva hormonal.
Algunas veces puede comenzarse el tratamiento antes de la menopausia.

Frecuentemente, además de estrógeno se administra progestina, una versión sintética de la hormona progesterona, lo que reduce el riesgo de cáncer uterino producido con la administración de estrógeno sólo.

El estrógeno se utiliza para tratar los principales síntomas: los sofocos.

También reduce la sequedad vaginal y ayuda a reducir los cambios que pueden causar problemas en el tracto urinario. El estrógeno protege contra la pérdida de hueso, reduciendo su pérdida. El estrógeno también puede ayudar a la reducción de cáncer de colon.

Como en todo tratamiento, existen efectos secundarios e indeseables.
El uso de estrógeno sólo puede aumentar el riesgo de padecer cáncer de útero.
Complementarlo con progestina es que podría aumentar el riesgo de cáncer de mama.
Además las mujeres menopáusicas podrían comenzar a sangrar de nuevo, aunque sólo por un período corto de tiempo.

Existen otras opciones para reducir la pérdida de hueso:
Los bisfosfonatos aumentan la densidad ósea y reducen el riesgo de fractura.
La calcitonina y la hormona paratiroidea también disminuyen la pérdida de hueso.

En caso de duda acude siempre a tu ginecólogo

Soja, isoflavonas y menopausia

La mayoría de mujeres, incluidos profesionales de la salud como médicos y ginecólogos creen que la soja y/o las isoflavonas ayudan a mejorar los síntomas de la menopausia. Esto, no es cierto.

Varios estudios publicados en 2011-13 por la Autoridad Europea en Seguridad Alimentaria -EFSA- han evidenciado que:

Las isoflavonas de soja:

  1. No reducen los síntomas vasomotores asociados a la menopausia
  2. No ayudan a mantener la densidad mineral ósea
  3. No ayudan a la protección del colesterol LDL
  4. No mantienen la tonicidad de la piel
  5. No contribuyen al normal crecimiento del cabello
  6. No mejoran la salud cardíaca ni sirven en el cáncer de próstata

La soja no es un alimento necesario ni siquiera en dietas vegetarianas.

Considerando que la evidencia actual carece de base alguna para recomendar el uso isoflavonas, y la procedencia de la soja que en su mayoría procede de cultivos transgénicos, desaconsejo el consumo de cualquier alimento que contenga soja o isoflavonas de soja.

Puesto que ya hay descritos casos de alteraciones de tiroides y menstruación, desaconsejo especialmente el consumo de soja.

Más información:
Flavonas e isoflavonas de soja
Leche de Soja e isoflavonas: un timo sin igual
Nunca dirías que está hecho de soja
Monsanto y la Globalización de la Alimentación
Soja e isoflavonas: la verdad (sólo registrados)
Opiniones científicas de la EFSA (en inglés):
Scientific Opinion on the substantiation of health claims related to soy isoflavones
Scientific Opinion on the substantiation of health claims related to soy isoflavones
Scientific Opinion on the substantiation of a health claim related to isolated soy protein and reduction of blood LDL-cholesterol 

 

dieta 5:2

Dieta de ayuno intermitente

Dieta del ayuno intermitente o Dieta 5:2

Otra dieta que se ha ido haciendo popular, especialmente desde que se diera a conocer en agosto de 2012 en un reportaje en la cadena de televisión BBC inglesa.

La Dieta 5:2 o de ayuno intermitente tiene una norma sencilla: comer normal 5 días y ayunar otros 2

Sus defensores de esta práctica dicen que la dieta trae beneficios como protección contra enfermedades, aumento de la esperanza de vida, mejoras de la función cognitiva e incluso prevención contra el Alzheimer.

Si practicas ayuno debes saber que el ayuno afectará a tu vida diaria: tanto a tu vida laboral como si practicas ejercicio.

ayuno

Ayuno intermitente

A pesar de lo popular que se está volviendo -también entre atletas y aficionados al deporte- el ayuno intermitente plantea dudas que todavía están sin resolver:

  • ¿Cuál es el patrón ideal a seguir de ayuno?
    Se desconoce si se debe practicar con el patrón 5:2 o si debe ser otro completamente diferente.
  • ¿Cuál debe ser el consumo calórico óptimo durante los días de ayuno?
    La dieta 5.2 recomienda 600 Kcal para hombres y 500 Kcal para mujeres. Sin embargo no tienen en cuenta ningún otro parámetro (peso, edad, altura, tipo de actividad física, etc). Tampoco hay evidencia de que deban consumirse exactamente esas cantidades concretas.
  • ¿Cuánto tiempo puede mantenerse esta práctica?
    No existen recomendaciones y se desconoce si puede seguirse de por vida.

Efectos secundarios del ayuno intermitente

No sólo falta evidencia sobre sus beneficios. Tampoco se sabe mucho sobre los posibles efectos secundarios.
La información actual muestra que el ayuno intermitente puede producir:

  • Dificultades de sueño
  • Mal aliento (un problema conocido en las dietas bajas en hidratos de carbono)
  • Irritabilidad, ansiedad
  • Deshidratación
  • Somnolencia

Son necesarios más estudios para confirmar estos efectos y su gravedad.

El ayuno no está aconsejado en ningún caso a mujeres embarazadas y personas con ciertas enfermedades, como diabetes o historial de desórdenes alimentarios.

Evidencia actual sobre la Dieta 5:2

Puesto que el plan es bastante novedoso, existe poca literatura y poco fiable.

Un estudio realizado en 2010 encontró que las mujeres que seguían la dieta 5:2 de ayuno intermitente conseguían pérdidas de peso similares a otras mujeres con una dieta controlada en calorías.
Aunque encontraron una reducción en biomarcadores que podría indicar una reducción del riesgo de padecer enfermedades crónicas como diabetes o cáncer.

Una revisión clínica de 2007 realizada en humanos encontró que el ayuno itermitente -y concretamente intermitente- podría tener un efecto protector contra enfermedades cardíacas, diabetes tipo 2 y cáncer. Pero se desconocen los efectos del ayuno en otras variaciones.

Un estudio posterior en 2012 sugirió que la dieta podría ayudar a reducir ciertos tipos de cáncer como el de mama.

Uno de los estudios principales en que se basa para afirmar que permite la pérdida de peso, está realizado con 30 mujeres.

El estudio que defiende una mayor esperanza de vida con el ayuno, se realizó en 1957 y con solo 120 personas.
Curiosamente fue realizado en España en un centro de ancianos, a los que la mitad se les hizo ayunar involuntariamente. La ética actual no permitiría reproducir el estudio. Los datos tampoco pueden considerarse fiables por ser demasiado antiguos y con una muestra pequeña de gente.

En cuanto a la protección contra el declive cognitivo, todos los estudios están realizados con ratones.

Conclusiones

La correcta dieta equilibrada junto a la práctica de ejercicio se sabe que reduce el riesgo de padecer cáncer, además de enfermedades crónicas como la diabetes, al igual que los estudios preliminares de la Dieta 5:2.
Aun presuponiendo la efectividad de esta dieta, no añade nada nuevo a la correcta alimentación que ya conocemos y que está evidenciada .

Por otro lado, la mayoría de personas no pueden permitirse 2 días de ayuno, sea por cuestiones laborales o de actividad.

Recuerda seguir una dieta equilibrada, comer al menos 5 porciones de frutas y verdura diarias, evitar el alcohol y el tabaco y practicar ejercicio o alguna actividad regular.

No debemos olvidar que actualmente sí existe amplia evidencia sobre cómo debe ser la correcta alimentación. Considero importante seguir las pautas que conocemos son correctas, en lugar de difundir prácticas cuya eficacia no está evidenciada y que distraen a la población de los verdaderos objetivos dietéticos.

 

alegaciones

Declaraciones nutricionales ¿qué significan?

Significado de las declaraciones nutricionales habituales en productos alimentarios

Seguramente en tus visitas al supermercado has encontrado alimentos con etiquetas como “bajo en sal”, “alto contenido de fibra” o “sin azúcares añadidos”.

Pero ¿qué diferencia hay entre “alto contenido de fibra” y “fuente de fibra”?

Son lo que se denominan declaraciones nutricionales y sirven para dar información nutricional rápida y relevante sobre un producto.

Debemos, obligatoriamente, leer el etiquetado de los nuevos alimentos que incorporamos a nuestra dieta

etiquetado

Conocer el significado de estas declaraciones te ayudará a comer mejor, aprender sobre los ingredientes utilizados, la procedencia, caducidad, consejos de uso, etc.

Lista y descripción de declaraciones nutricionales

Light/Lite (Ligero)

Las declaraciones en las que se afirme que un producto es «light» o «lite» (ligero) deben cumplir las mismas condiciones que las establecidas para el término «contenido reducido».
La declaración deberá estar acompañada por una indicación de la característica o características que hacen que el alimento sea «light» o «lite» (ligero).

Contenido reducido de “Nutriente”

La reducción del contenido es de un mínimo del 30 % en comparación con un producto similar.
Para micronutrientes será admisible una diferencia del 10 % , y para el sodio será admisible una diferencia del 25 %.

Bajo valor energético

El producto contiene menos de 40 kcal / 100 g en el caso de los sólidos o más de 20 kcal / 100 ml en el caso de los líquidos.

Valor energético reducido

Si el valor energético se reduce como mínimo en un 30 %, con una indicación de la característica o características que provocan la reducción del valor energético total del alimento.

Sin aporte energético

El producto contiene menos de 4 kcal / 100 ml.

Bajo contenido de grasa

El producto contiene menos de 3 g de grasa por 100 g en el caso de los sólidos o 1,5 g de grasa por 100 ml en el caso de los líquidos (1,8 g de grasa por 100 ml para la leche semidesnatada).

Sin grasa

El producto contiene menos de 0,5 g de grasa por 100 g o 100 ml.
Están prohibidas las declaraciones expresadas como «X % sin grasa».

Bajo contenido de grasas saturadas

La suma de ácidos grasos saturados y de ácidos grasos trans en el producto es inferior a 1,5 g / 100 g para los productos sólidos y a 0,75 g / 100 ml para los productos líquidos, y en cualquier caso la suma de ácidos grasos saturados y de ácidos grasos trans no deberá aportar más del 10 % del valor energético.

Sin grasas saturadas

El alimento no contiene grasas saturadas y la suma de grasas saturadas y de ácidos grasos trans es menor de 0,1 g / 100 g o 100 ml.

Fuente de fibra

El producto contiene como mínimo 3 g de fibra / 100 g o como mínimo 1,5 g de fibra por 100 kcal.

Alto contenido de fibra

El producto contiene como mínimo 6 g de fibra / 100 g, o 3 g de fibra por 100 kcal.

Fuente de proteínas

Las proteínas aportan al menos el 12 % del valor energético del alimento.

Alto contenido de proteínas

Las proteínas aportan como mínimo el 20 % del valor energético del alimento.

Bajo contenido de azúcar

El producto contiene menos de 5 g de azúcar por 100 g en el caso de los sólidos o 2,5 g de azúcar por 100 ml en el caso de los líquidos.

Sin azúcar

El producto contiene menos de 0,5 g de azúcar por 100 g o 100 ml.

Sin azúcares añadidos

No se ha añadido al producto ningún monosacárido ni disacárido, ni ningún alimento utilizado por sus propiedades edulcorantes.
Si los azúcares están naturalmente presentes en los alimentos, en el etiquetado deberá figurar asimismo la siguiente indicación: «CONTIENE AZÚCARES NATURALMENTE PRESENTES».

Bajo contenido de sodio/sal

El producto contiene menos de 0,12 g de sodio o el valor equivalente de sal por 100 g o por 100 ml.
Por lo que respecta a las aguas distintas de las aguas minerales naturales este valor no deberá ser superior a 2 mg de sodio por 100 ml.

Muy bajo contenido de sodio/sal

El producto contiene menos de 0,04 g de sodio o el valor equivalente de sal por 100 g o por 100 ml.
Esta declaración no se utilizará para las aguas minerales naturales y otras aguas.

Sin sodio o sin sal

El producto contiene menos de 0,005 g de sodio o el valor equivalente de sal por 100 g.

 

Esta es la teoría.
En la práctica, desgraciadamente, nos encontramos todo tipo de infracciones en el etiquetado de alimentos.

Como el etiquetado de botella de 2 litros de Fanta Naranja, que elude especificar una lista de ingredientes clara y establace que contiene el ingrediente Z o el ingrediente J, pero no por qué ni cuándo ni cómo.  ¿De qué depende que haya Z o J?

Pero eso no quiere decir que no atendamos y conozcamos lo que debería ser correcto.

 

Plátano

Dieta del plátano

Dietas milagro: La Dieta del plátano

La dieta del plátano es una nueva dieta que gana adeptos. Surgida -según parece- originalmente en Japón hace un par de años, desde entonces la dieta del plátano se ha vuelto muy popular.
A primera vista lo primero que llama la atención es que incluye alimentos ricos en hidratos de carbono, típicamente -erróneamente- eliminados de las dietas de adelgazamiento, como el plátano, el arroz o los cereales.

Pero lo que la hace más característica es el uso del que denomino “efecto gremlin“: no comer después de una hora determinada.

Dieta del plátano

Según sus partidarios el plátano mejora la digestión, estimula el metabolismo, bloquea la absorción de carbohidratos y ayuda a quemar grasa.

  • Dice ser una de las más efectivas y no requerir ejercicio.
  • Puedes comer lo que quieras en la comida y la cena, siempre que cenes antes de las 8 de la tarde y te acuestes antes de las 12.
  • El desayuno y el postre de la cena debe ser plátano.
  • El resto del día “no importa lo que comas”, siempre que evites alimentos harináceos, dulces, lácteos y alcohol.
  • Puedes beber agua sin gas tibia o a temperatura ambiente, pero entre comidas y nunca en gran cantidad.
  • Está prohibido beber agua después de las comidas.
  • Aconsejan seguirla al menos 14 días para obtener resultados.

Dieta del plátano

Dieta del plátano: ejemplo de un día

Desayuno: Un plátano con un vaso de agua. Si tienes mucho apetito puedes comer dos plátanos.

Snack antes de comer. Si tienes hambre puedes comer un bol de arroz, una barrita de cereales, o avena.

Comida: lo que quieras: sopa, pollo asado, pescado…

Snack: hacia las 3 de la tarde. Puede ser algo dulce, chocolate o pastel, o puedes cambiarlo por plátano. El helados, las patatas fritas y los caramelos no están recomendados.

Cena: Debe ser antes de las 8 de la tarde. Puedes cenar lo que quieras, pero en lugar de postre, debes comer un plátano.

Comentarios sobre la dieta del plátano

No debes seguir esta dieta.
El artículo sobre la dieta del plátano es meramente informativo.
Si necesitas perder peso acude a un Dietista-Nutricionista.

Además de lo comentado, es una dieta desequilibrada donde no se come de todo.
Permite alimentos de todo tipo sin restricción, por lo que es esperable que se incluyan alimentos no aptos para una dieta de adelgazamiento.
Restringe la ingesta de agua, lo cual inaceptable, o beber tras las comidas, algo que carece de fundamento alguno.
Como el resto de dietas mágicas, no educa en materia de nutrición por lo que una vez se deje la dieta -asumiendo que se haya perdido peso- éste se recuperará. Si no se aprende a comer, una dieta nunca sirve de nada.
Las propiedades descritas sobre el plátano y su capacidad quema grasas, etc, son invención sin fundamento.

 

Dietas Milagro

Dietas milagro: cómo reconocerlas

Cómo reconocer dietas milagro, dietas mágicas y otras “pseudo”dietas

Cada temporada primaveral revistas y suplementos se llenan de artículos con nuevas dietas, anuncios con nuevos productos, campañas comerciales…

Casi siempre consiguen hacer para el público muy difícil  distinguir si una dieta es o no adecuada o si puede ser peligrosa o si el producto podría ser una estafa.

En ocasiones las dietas milagro o dietas mágicas y los productos y suplementos son ofrecidos por médicos, lo que hace que el público confíe más. “Si lo anuncia un médico…”

Ser médico es una profesión, no una garantía de honestidad, profesionalidad, integridad o ética

En este punto, creo importante recalcar el mal uso que se está haciendo de la palabra “Dietista”:
Centros de Salud y Hospitales de toda España remiten pacientes “al Dietista”, cuando en realidad los remiten a un Enfermero o Enfermera o al Médico Endocrino. No al Dietista -se entiende Dietista – Nutricionista-.

En España, a estas alturas de la película, no existen Dietistas – Nutricionistas en la Sanidad Pública.

 

¿Cómo reconocer las dietas milagro?

Hay taaaantas dietas casi como alimentos:
Dietas que clasifican los alimentos por colores, que establecen horas determinadas en las que se puede comer, que usan o que evitan combinaciones de alimentos, con alimentos exóticos, con un sólo alimento

Y cada temporada primaveral y veraniega, surgen otras tropecientas dietas más.

Entonces ¿cómo puede el público detectar una dieta como mágica o potencialmente peligrosa?
¿cómo reconocer aquellas prácticas dietéticas que de una u otra forma ponen en riesgo su salud y la adquisición y mantenimiento de unos adecuados hábitos alimentarios y dietéticos?

Lo único que tienen que hacer es seguir este sencillo diagrama de identificación de dietas milagro:

Diagrama indentificación dietas milagro

Sencillo diagrama de indentificación de dietas milagro y dietas mágicas

Más información en: Dietas Milagro y Mitos.

La dieta correcta denominada equilibrada no tiene otro nombre propio porque la ciencia en general, como la medicina, no tienen nombres propios.
Su médico no le receta el tratamiento antigripal del Dr El: le receta el tratamiento antigripal que la ciencia ha determinado más eficaz.

Pirámides españolas de la alimentación saludable.

Pirámides alimentarias de Europa.

 

Páginas