Entradas

Tiroides

Adelgazar con Hipotiroidismo

Adelgazamiento en personas con hipotiroidismo

¿Se puede adelgazar con hipotirodismo?

El hipotiroidismo es una enfermedad que afecta a la glándula tiroides, una pequeña glándula con dos lóbulos, con forma de pajarita, situada a la altura del cuello por delante de la tráquea.

La tiroides segrega la hormona T4, que se transforma en su forma activa T3.

La T3 posee muchas funciones, entre ellas la de regular la velocidad del metabolismo y la de los latidos del corazón.

Las enfermedades de tiroides no son muy frecuentes, pero tampoco raras y suelen darse más en mujeres.

Hormonas tiroideas

Esquema de producción de hormonas tiroideas. El hipotálamo segrega TRH, que estimula la hipófisis a producir TSH.
La TSH a su vez alcanza la tiroides, que a su vez produce hormonas T3 y T4.

El hipotiroidismo se produce por producción insuficiente de hormona tiroidea y se trata con sustitución hormonal con levotiroxina -Eutirox-.

Una de las características más típicas del hipotiroidismo es la de ganar peso, por el enlentecimiento general de las funciones corporales. Se puede diagnosticar determinando los valores de hormona T3 y TSH en sangre.

Existe una gran controversia de si los fitoestrógenos de la soja altera la función tiroidea y estudios que muestran que sí y que no, pero de momento insuficientes. Puesto que la soja no es un alimento imprescindible en la dieta, eliminarla es una opción bastante aconsejable para disminuír el posible aumento de riesgo de daño en la función tiroidea, hasta que la evidencia científica indique lo contrario. Los vegetarianos también pueden eliminarla aunque con mayores inconvenientes.

 

Adelgazar con hipotiroidismo

La terapia hormonal con levotiroxina suele restaurar a valores normales o casi normales de hormonas tiroideas.

Por ello resulta lógico pensar que las personas con hipotiroidismo pueden perder el peso ganado durante la evolución de la enfermedad, o que comenzarán a perderlo una vez iniciada la terapia con levotiroxina.

Nuevos estudios sugiere que no.

Los nuevos datos presentados recientemente revelan que el 50% de las personas que padecen hipotiroidismo, a pesar de estar en tratamiento no podrán perder peso de forma significativa

En el resto de pacientes se esperan pérdidas de peso moderadas.

No existe mucha bibliografía sobre el adelgazamiento en hipotiroidismo:  el mayor estudio hasta la fecha incluyó sólo 18 pacientes durante 24 meses, en los que se observó una pérdida de peso modesta durante los 6 meses tras iniciar el tratamiento, pero una vuelta al peso inicial a los 24 meses.

Mientras se avanza en la información disponible o la mejora de nuevos tratamientos, parece que padecer hipotiroidismo no ayuda a adelgazar ni siquiera cuando la terapia con levotiroxina restaura los valores a la normalidad.

No obstante, una adecuada combinación de una dieta personalizada y ejercicio adecuado mejorará el peso y la salud general por lo que es recomendable ponerse en manos de un Dietista profesional.

ADN

Nutrigenética y Nutrigenómica

Genética, Nutrigenética y Nutrigenómica

La aplicación de la genética a enfermedades es una ciencia emergente que está de moda pero que aun no está preparada para la práctica.

Al contrario que en los casos en los que un sólo gen produce una mutación que resulta en una característica, la mayoría de enfermedades crónicas como enfermedades cardiovasculares, diabetes, cáncer, etc- son multifactoriales, es decir que están producidas por varios factoresLas mutaciones genéticas solo pueden predecir en parte el riesgo de enfermedad.

Los genes

El cuerpo humano contiene células con 23 pares de cromosomas. Cada cromosoma contiene de 20 a 25 mil genes.

Los genes contienen toda la información biológica necesaria para construir y mantener el organismo vivo. Son responsables de la formación de proteínas y la función metabólica.

Los genes pueden activarse o desactivarse en respuesta a diferentes y múltiples señales que el núcleo de la célula recibe de factores internos (como enzimas, proteínas, hormonas, etc)  y factores externos como la dieta, la contaminación atmosférica, el uso de sustancias tóxicas, etc.

Los genes están compuestos por 2 tipos de “bases” las cuales a su vez poseen dos tipos de nucleótidos.
Al igual que el alfabeto binario (de 1 y 0) es el usado por ordenadores, el ADN se codifica con 4 nucleótidos: adenosina, timina, guanina y citosina.

El genoma es la secuencia genética completa de un organismo.

Las variaciones del genoma entre humanos son menores de 1%.
Pero con un pez cebra compartimos el 85% de los genes.

Genética nutricional

La genética nutricional pretende conocer cómo los nutrientes interaccionan con los genes y hacen que éstos se activen para producir un fenotipo determinado, incluyendo el riesgo de padecer enfermedades como la obesidad; es decir, pretende conocer qué genes pueden activarse o desactivarse para eliminar o reducir el riesgo de padecer obesidad.

El objetivo es que en el futuro se comprenda cómo la dieta afecta a los genes, y a clasificar a las personas en subtipos genéticos que permitan aplicar un tratamiento dietético acorde a su genoma.

Esto a fecha de hoy es ciencia ficción.

La genética nutricional incluye la nutrigenómicanutrigenética y la epigenética nutricional.

Nutrigenética

El ejemplo más claro de nutrigenética es la fenilcetonuria, una enfermedad causada por el déficit de una enzima, la fenilalanina hidroxilasa. Esta enfermedad está producida por una mutación en el gen que codifica la enzima, por lo que al no poder producirla, no puede obtener su efecto que es el de metabolizar fenilalanina. El tratamiento primario es la eliminación de fenilalanina de la dieta.

Nutrigenómica

La restricción calórica y modificación de hábitos alimentarios en obesos están proporcionando información sobre cómo ciertos genes se activan. Por ejemplo, estudios sugieren que los genes responsables del metabolismo de insulina se ralentizan. También se está estudiando la expresión de ciertos genes que pueden activar el cáncer.

Epigenética nutricional

La  epigenética regula los procesos de cómo y cuándo deben activarse o desactivarse los genes. La dieta puede producir cambios epigenéticos que resulten en la activación o desactivación de ciertos genes, y en última instancia afectar al metabolismo.

Nutrientes como el ácido fólico, la colina, vitamina B12, y B6 producen activación de ciertos genes.

Aplicación dietética práctica

Existen más de 2 mil test genéticos en el mercado, aunque la mayoría de ellos miden un sólo gen, y por tanto una sola enfermedad.

Algunos tests genéticos están validados y se utilizan en la práctica médica para determinar mutaciones ne determinados genes, por ejemplo la fenilcetonuria.

Pero la inmensa mayoría de test genéticos disponibles fuera del ámbito hospitalario no están validados clínicamente, regulados adecuadamente y su uso no implica que aporte información precisa ni útil.

Enfermedades complejas como el cáncer, enfermedades cardiovasculares, obesidad, etc, están causadas por factores genéticos y ambientales. Por otro lado, las interacciones entre genes y medio ambiente son bastante desconocidas. Recientemente se han descubierto 7 nuevos genes relacionados con la diabetes, si bien ello no ha servido para tratar la enfermedad.

Falta mucho todavía para que podamos usar la información que muestran los genes y traducirla para usarla en la práctica dietética y obtener dietas más personalizadas.

La obesidad es una enfermedad causada principalmente por un superhábit energético, a su vez por un exceso en la ingesta y/o ejercicio o actividad insuficiente. Incluso un exhaustivo conocimiento de las funciones genéticas, ¿impediría que alguien con hábitos poco saludables los cambie por saludables?

Quizá en 100 años, podamos disponer del conocimiento íntegro del genoma humano y las interacciones de gran parte de genes. En todo caso ello complementaría el tratamiento dietético y la educación nutricional personalizada.

Más info en inglés: Frequently Asked Questions About Genetic Testing, National Human Genome Research Institute

inflamacion

Alimentos contra la inflamación

Alimentos para luchar contra la inflamación

La inflamación es una respuesta natural del cuerpo ante una infección o una herida, y es un mecanismo importante y necesario que ayuda a que el cuerpo se cure, al atraer más nutrientes y células a la zona afectada.

Sin embargo, en ocasiones se produce inflamación en todo el cuerpo, lo que es más un problema que un beneficio.
Esta forma crónica de inflamación está asociada con problemas como artritis, enfermedad cardiovascular y algunos tipos de cáncer.

Algunas enfermedades como la fibromialgia o enfermedades que cursan con inflamación y dolor corporal generalizado, podrían verse aliviadas con una dieta rica en estos alimentos.

Alimentos que tienen capacidad de luchar y prevenir la inflamación:

Alimentos ricos en omega 3

Una causa de inflamación puede ser la descompensación entre ácidos grasos omega 3 y 6 en el organismo.
La dieta típica suele incluir 10 veces más ácidos grasos omega 6 que omega 3.
El salmón, bacalao, sardinas, anchoas, trucha y las nueces son fuente de ácidos grasos omega 3.

Aceite de oliva virgen extra

El aceite de oliva contiene antiinflamatorios naturales que pueden ser los responsables de los beneficios para el corazón que produce.

Alimentos ricos en antioxidantes

En general todas las frutas y verduras consumidas crudas.
Algunos de estos alimentos incluyen las uvas, fresas, frambuesas, moras, cerezas, albaricoques, sandía, espinacas, brócoli, coliflor, calabaza, zanahoria, manzana o tomate.

Especias

El ajo, la canela, el jengibre y la cúrcuma son especias con propiedades antiinflamatorias, por lo que usarlas en la cocina son una buena opción.
Si tenes una batidora puedes hacer batidos de frutas con espinacas, zanahoria y jengibre.

Té verde

El té verde contiene fitoquímicos que parecen ayudar a prevenir la inflamación y las articulaciones, aunque los estudios sugieren que serían necesarias  3 a 4 tazas al día.

 

Acrilamida

Acrilamida: ese tostado tan ¿rico?

Acrilamida en alimentos

Muchos alimentos tostados, horneados o a la plancha o a la parrilla, pueden contener una sustancia extremadamente peligrosa por su elevado potencial cancerígeno: la acrilamida.

Evitarlos reducirá tu exposición y posible riesgo de padecer cáncer.

Qué es la acrilamida

La acrilamida químicamente es una amida y se produce por reacción de un grupo amino de una proteína y uno carboxilo de un hidrato de carbono.

Se encuentra clasificada como posible carcinógena, pero sólo porque no se han podido extrapolar los datos de animales a humanos. No obstante parece evidente pensar que si es carcinógena en animales… lo será en humanos.
Por ello debe ser considerada como carcinógena.

El humo del tabaco contiene acrilamida.

Aunque se piensa que ha estado presente en el homínido desde el inicio del uso del fuego para cocinar, la preocupación por esta sustancia no deja de aumentar, apoyada por la paralela evidencia científica.

Cómo se forma

La acrilamida se forma por cocinado a altas temperaturas en alimentos especialmente ricos en almidón y por reacción del aminoácido asparagina con azúcares, especialmente glucosa y fructosa, por reacciones de Maillard

También ocurre a partir de otras moléculas menos frecuentes.
El cocinado puede ser de cualquier forma: asado, frito, cocido, etc, siempre que se den elevadas temperaturas, aunque se forman especialmente a partir de 120ºC.

Dónde se encuentra la acrilamida

Por orden de mayor a menor contenido de acrilamida, se encuentra en los siguientes alimentos:

  • Patatas fritas, patatas chips
  • Galletas, tostadas y crackers
  • Cereales y alimentos a base de cereales –cereales de desayuno, papillas para lactantes, etc-
  • Maíz tostado, aperitivos tostados
  • Café instantáneo
  • Productos de repostería y panadería

También se encuentra -en menores cantidades- en chocolate en polvo, pan, productos a base de mantequilla y cerveza.

Pan tostado

Rebanadas de pan con diferentes tostados. Lo adecuado sería un tueste como en la rebanada 3ª ó 4ª.

Consejos para reducir el consumo de la acrilamida

  1. Prepara los platos con el tiempo de cocción necesario y limítalo al máximo
  2. Dorar, no tostar los alimentos y no tostarlos demasiado
  3. Tuesta el pan hasta dejarlo dorado, de tono marrón claro más que oscuro y evitando áreas quemadas
  4. Mantén las patatas fuera de la nevera, ya que frías se puede aumentar la formación de acrilamida al cocinarlas
  5. Hornea con calor superior e inferior a un máximo de 200ºC, 180ºC si usas aire caliente
  6. Para galletas y pastas, hornea con calor superior e inferior pero a un máximo de 190ºC, 170ºC con aire caliente
  7. Las patatas fritas al horno deben distribuirse en una sola capa, en cantidades de unos 400g por bandeja

Para más información sobre como hacer correctamente patatas fritas, la La Asociación Europea de Transformadores de la Patata EUPPA dispone en su web de una página con consejos sobre cómo cocinar mejor las patatas fritas.

Por supuesto, sigue una dieta variada, sana y equilibrada:

  • Come frutas y verduras, lácteos bajos en grasa o sin grasa y cereales integrales
  • Consume carnes magras, pescados, legumbres, aves y frutos secos
  • Selecciona alimentos bajos en grasa saturada y grasa trans, colesterol, sal y azúcares añadidos

 

resfriado

Resfriado: cuidados y consejos

Resfriado: consejos de alimentación. Prevención

El resfriado está causado por virus. Existen muchos tipos de virus que pueden causar resfriado, pero la mayoría de ellos pertenecen a la familia de los denominados rinovirus.

Ningún tratamiento antibiótico es eficaz contra el resfriado o cualquier otro tipo de enfermedad causada por virus

es un virus

Creo que necesito antibióticos para mi resfri… ¡ES UN VIRUS!

Los síntomas de la infección incluyen enrojecimiento de la garganta, moqueo, tos y estornudos.
El resfriado es una de las enfermedades que produce más bajas laborales, por lo que tiene un gran impacto económico.

Puesto que no existe una vacuna, la prevención del resfriado es una de las principales estrategias para limitar su incidencia en la población.

Aunque es más frecuente padecer resfriado en invierno y primavera, puede padecerse en cualquier época del año.

Los virus se pueden transmitir a otras personas por varias formas:

  • en el aire
  • por contacto personal
  • a través de objetos y superficies

Por ejemplo, puedes contagiarte por dar la mano a una persona con resfriado, o por tocar el picaporte de una puerta que contiene virus y después tocándote la cara, los ojos, etc.

Inicialmente el resfriado se muestra como moqueo de la nariz y garganta irritada.
Tras unos días las secreciones nasales inicialmente líquidas y transparentes se hacen más espesas.
Otros síntomas incluyen la tos, estornudos, ojos llorosos, dolor de cabeza, dolor corporal general.

Algunas personas pueden padecer complicaciones más graves como neumonía o infecciones del tracto respiratorio. Las personas con asma o enfermedades respiratorias tienen más riesgo de padecer síntomas más graves. Los rinovirus pueden contribuir a producir un ataque de asma agudo.

Cuándo ir al médico

Es conveniente visitar al médico si:

  • Tienes 38º C o más de temperatura
  • Los síntomas duran más de 10 días
  • Los síntomas son severos o persistentes

Medidas de prevención del resfriado

Puedes reducir la probabilidad de padecer resfriado siguiendo estos consejos:

  • Lávate las manos con frecuencia con agua y jabón
  • No te toques la cara, los ojos, la boca con las manos sucias
  • Mantente alejado de las personas enfermas
resfriado

Un invento para el resfriado

Protegiendo a otros del resfriado

Te ha pillado. ¿Y ahora qué? ¿Puedo hacer algo? Siempre que puedas sigue estos consejos:

  • Quédate en casa
  • Evita el contacto directo con otros
  • Tápate la boca y la nariz cuando estornudes o tosas
  • Evita toser, estornudar y permanecer mucho tiempo en la misma sala que otras personas
  • Mantén las superficies de la habitación limpias
  • Procura ventilar a diario la habitación
  • Intenta lavarte las manos frecuentemente

 Jabón “antibacteriano”

Hace pocas semanas la FDA americana alertaba sobre el uso de los jabones antibacterianos.

El jabón “antibacteriano” no aportan un efecto antibacteriano adicional al jabón tradicional normal

Este jabón suele indicarse como tal en el etiquetado y suele contener Triclosán como ingrediente activo, una sustancia que ha demostrado producir alteraciones endocrinas en animales.
Además, pruebas de laboratorio muestran que podría producir resistencia bacteriana a antibióticos.
Por último, la FDA piensa que la exposición a triclosán es mayor a la que se pensaba.

Consejos de alimentación en el resfriado

Normalmente es un período en el que disminuye el apetito, a veces hasta ser casi inexistente. En esos caso no importa que las ingestas sean muy energéticas, ya que es importante que no se produzcan carencias nutricionales.

Aunque existe una tendencia general a considerar que la vitamina C reduce sus síntomas no es cierto.
Partiendo de personas correctamente alimentadas y nutridas, las dosis de vitamina C por encima de las necesidades no mejoran los síntomas.
Igualmente las personas con carencias previas de vitamina C si obtendrán beneficio si ingieren suplementos, aunque no es necesario que sea en las cantidades normalmente comercializadas, que normalmente contienen 10 veces la cantidad diaria recomendada.

Algunos consejos de alimentación que pueden aliviar los síntomas del resfriado son:

  1. Beber agua y líquidos en cantidad abundante
  2. Toma sopas de pollo y ave -a ser posible de corral-
  3. Haz gárgaras de agua con sal para aliviar la garganta
  4. Toma un complemento que cubra las recomendaciones o RDA de Zinc

Más información: Remedios para el resfriado: lo que funciona y lo que no

Otros consejos

Es importante tener y lavarse frecuentemente las manos y tener limpias las superficies.

Igualmente es importante limpiar concienzudamente los teclados, móviles, tablets, mando a distancia, las llaves del coche…

 

bombero

Dieta Mediterránea para bomberos

Bomberos experimentan los beneficios de la Dieta Mediterránea

Cada vez son más los estudios que demuestran que la Dieta Mediterránea, rica en pescados, frutos secos, vegetales y fruta es buena para el corazón, el peso y la salud general.

Más de 800 bomberos también han podido experimentar y demostrar los beneficios de esta dieta.

Aquellos que se adhirieron más a la Dieta Mediterránea mostraron menor riesgo de padecer enfermedades cardíacas y un 35% menos de riesgo de padecer síndrome metabólico, un grupo de factores que aumenta el riesgo de padecer diabetes, enfermedad cardiovascular o infarto.
También obtuvieron un riesgo 43% menor de ganar peso.

Si eres bombero -y si no también- y quieres hacer pequeños cambios pero rápidos y eficaces, elimina de tu dieta las comidas rápidas y las bebidas azucaradas y con gas.

Los bomberos que más se adhirieron a la dieta no consumían bebidas azucaradas o con gas, tenían menor consumo de comida rápida, mayor consumo de frutas y verduras, comían menos dulce y consumían menos alimentos fritos.

Recomendaciones de la Dieta Mediterránea

  • Selecciona alimentos frescos y de temporada
  • Consume vegetales en abundancia, incluyendo vegetales frescos
  • Utiliza aceite de oliva virgen como aceite de elección
  • Consume pan, cereales y derivados a diario, alternando productos normales e integrales
  • Consume lácteos desnatados a diario
  • Consume pescado en abundancia, alternando pescado azul y blanco
  • Bebe agua y sólo una copa de vino ocasionalmente en alguna comida
  • Realiza alguna actividad física a diario, evita el sedentarismo

Más información sobre la Dieta Mediterránea en la página de la Fundación Dieta Mediterránea.

 

diabetes

Omega 3 para prevenir la diabetes 2

¿Pueden los omega 3 prevenir el riesgo de diabetes tipo 2?

Un nuevo estudio sugiere que altos niveles séricos de omega 3 podrían reducir el riesgo de padecer diabetes tipo 2.

Tipos de ácidos grasos omega 3

Los ácidos grasos omega 3 más relevantes nutricionalmente son el ácido eicosapentaenocio o EPA (eicosapentaenoic acid) y el ácido docosahexaenoico o DHA (docosahexaenoic acid).

Son ácidos grasos de cadena larga que han ganado especial interés por su papel en la protección de riesgo cardiovascular y otras enfermedades como la diabetes, la hipertensión, hipercolesterolemia, o la inflamación.

  1. De 18 átomos de carbono (cadena corta)
    • Ácido alfalinolénico (ALA)
    • Ácido estearidónico (SDA)
  2. De 20 átomos de carbono (cadena media)
    • Ácido eicosatetraenoico (ETA)
    • Ácido eicosapentaenoico (EPA)
  3. De 22 átomos de carbono (cadena larga)
    • Ácido docosapentaenoico (DPA)
    • Ácido docosahexaenoico (DHA)

Omega 3 y riesgo de diabetes 2

En 2012, un meta-análisis que incluyó a 438 mil personas con un seguimiento de 11 años concluyó que no había asociación inversa entre ingesta de pescado o aceite de pescado y menor riesgo de diabetes tipo 2.

Mientras que anteriores estudios mostraron datos opuestos frente a protección contra la diabetes, el autor de este utiliza un biomarcador, un método específico.
Durante 19 años estudiaron a unas 2 mil personas, de las cuales el 19% desarrollaron diabetes tipo 2.
Sin embargo los que tenían niveles séricos de omega 3 superiores a 5,33% del total de ácidos grasos, tuvieron un 33% menos de riesgo de padecer diabetes tipo 2.

Puesto que la fuente de omega 3 es el pescado, y el metilmercurio se encuentra principalmente en este, también se midió la posible relación entre el metilmercurio acumulado en el cabello y la posibilidad de desarrollar diabetes, aunque no se encontró esta asociación.

Tanto si reducen o no el riesgo de padecer diabetes, no cabe duda de que el pescado debe estar presente en nuestra dieta como fuente importante de muchos nutrientes. Se aconseja un consumo semanal de 3 a 4 raciones de pescados, alternando pescados azules y pescados blancos.

Cabe destacar que hasta ahora, los suplementos de ácidos grasos omega no han mostrado tener efecto alguno, comparado con el consumo normal de pescados.
Por alguna razón “se nos escapa” algún nutriente o alguna sustancia que se encuentra en el pescado y es necesaria para que los omega 3 y 6 se procesen adecuadamente y produzcan su efecto beneficioso.

Recomendaciones de consumo de Omega 3

No se han establecido ingesta recomendada de ácidos grasos omega 3.

Los omega 3 son especialmente necesarios en el desarrollo y crecimiento del niño, así como en la embarazada.

Se aconseja una ingesta de ácidos grasos omega 3 de 250 mg a 2000 mg diarios.

Alimentos ricos en Omega 3

Contenido en gramos de ácidos grasos omega 3 por 100g de alimentos ricos en omega 3

Aceite de hígado de bacalao24,4
Aceite de grosella negra12,45
Aceite de nuez11,5
Aceite de colza9,6
Nueces7,59
Aceite de soja7,51
Aceite de germen de trigo5,3
Salmón3,28
Caballa2,8
Arenque2,61
Huevas frescas2,44
Mero2,39
Boquerón2,15
Centollo2,02
Atún1,79
Sardina1,32
Trucha1,32
Cangrejos1,1

Más información ácidos grasos poliinsaturados

Al final van a tener razón nuestras abuelas cuando nos hacían tomar una cucharada de aceite de hígado de bacalao…

 

azucar

Adicción al azúcar

Obesidad, adicción al azúcar y calorías

La obesidad y las enfermedades asociadas tienen como causa principal la ingesta calórica excesiva y/o ausencia de actividad física.

La industrialización y nuevas aplicaciones en la industria alimentaria han permitido, cada vez más, elaborar productos de alto valor energético y escaso valor nutricional, lo que favorece la aparición y desarrollo de sobrepeso.
Los avances también han permitido elaborar alimentos especialmente sabrosos y muy aceptados por su sabor aunque su calidad y valor nutricional sean escasos o malo.

La mayoría de alimentos que producen atracción suelen ser dulces o alimentos que contienen altas cantidades de azúcar. Por eso no son pocos los estudios que pretenden descifrar el entramado y desvelar si el azúcar produce adicción en nuestro cerebro y los mecanismos en que lo hace.

El azúcar en el cerebro

Previos estudios apuntan a que el azúcar o sacarosa activa las neuronas en una región cerebral determinada, lo que produce liberación de dopamina, una hormona que está asociada con el placer.

El consumo repetido de azúcar puede producir un ciclo continuado de consumo que puede llegar a ser compulsivo en busca de rememorar los momentos placenteros iniciales.
Algo similar ocurre a consumidores de drogas y sustancias de abuso. También se han observado similares señales a las producidas en adicción.

Recientemente, se ha descubierto que la liberación de dopamina es mediada por neuronas en el hipotálamo lateral.

La activación de estas neuronas produce una preferencia por la sacarosa, como si las neuronas tuvieran un sensor de nutrientes general y otro específico para la sacarosa.

Aunque los estudios están elaborados con ratones, sirven para ayudar a comprender el modo en que el azúcar afecta a nuestro cerebro y cómo se produce esa adicción al azúcar.

El estado metabólico del organismo también puede producir mayor tendencia hacia la sacarosa.

Los estudios son cada vez más consistentes en demostrar esta relación entre el azúcar y el cerebro.

De momento se desconoce la forma en que se producen estas interacciones, que podrían producirse por interacción de las 2 moléculas de glucosa que forman la sacarosa. O por interacciones directas del sentido a través de nervios directamente asociados a esa región del cerebro.

El deseo  innato por el dulce y comidas más calóricas pudieron ser un medio de adaptación en el pasado.
Sin embargo en la actualidad en la vida actual supone un problema que causa sobrepeso, obesidad y decenas de patologías asociadas.

El uso de edulcorantes acalóricos artificiales no siempre es una recomendación y deben consumirse ocasionalmente en nuestra dieta.

En su lugar debe optarse por seguir una alimentación con más alimentos frescos y menos transformados en general, o en todo caso alimentos procesados más sanos.

 

menopausia

Menopausia

La menopausia está marcada por el momento en que la mujer deja de tener el período menstrual.
La menopausia marca el fin de la etapa reproductora que se inició en la pubertad.
Los cambios en el ciclo menstrual son una de las señales más frecuentes del inicio de la menopausia.

Por qué se produce

A medida que la edad avanza y se acerca la menopausia los ovarios producen cada vez menos estrógeno.

Aunque cada mujer posee un período particular -más o menos regular, más o menos abundante- es importante prestar atención a sangrados anormales durante la menopausia ya que pueden ser síntoma de algún problema.

Finalmente, los ovarios dejan de producir estrógeno suficiente y se detiene el ciclo menstrual.

No estás completamente libre de riesgo de quedarte embarazada hasta un año después del último período.

La menopausia también se produce si se eliminan los ovarios quirúrgicamente. Esto puede producir síntomas graves porque la hormona desaparece repentinamente. La histerectomía produce la eliminación del período, pero no produce menopausia a menos que también se retiren los ovarios.

Cambios fisiológicos

La pérdida de estrógenos produce cambios en el aparato reproductor.

Es frecuente la sequedad vaginal, picores o escozor. También puede favorecer la aparición de infecciones.
La uretra también tiende a resecarse, inflamarse o irritarse. Es frecuente que la mujer deba orinar con mayor frecuencia con la edad. Las mujeres tienen un mayor riesgo de infección de vejiga tras la menopausia.

También se incrementa la pérdida de tejido en los huesos. Esta pérdida puede conducir a osteoporosis, que aumenta el riesgo de fracturas óseas en mujeres mayores.
La osteoporosis afecta más frecuentemente a la cadera, muñecas y columna vertebral.

El estrógeno también protegen la salud cardíaca y contra ataque cardíaco. La menopausia produce un descenso de la protección cardíaca por la pérdida de estrógeno.

osteoporosis

Cuerpo vertebral con osteoporosis

Síntomas de la menopausia

El síntoma más común de la menopausia son los sofocos. Se calcula que el 75% de las mujeres los padecerán.

Un sofoco es un sentimiento repentino de calor que sube hacia la parte superior del cuerpo y la cara. La piel puede enrojecerse. También podrías sudar. Pueden durar de unos segundos a unos minutos o incluso más.

Con frecuencia los sofocos causan falta de sueño o sueño deficiente, impidiendo a la mujer que alcance el sueño profundo, es uno de los mayores problemas al que la mujer puede enfrentarse durante la menopausia.
Los cambios en los niveles de estrógeno también pueden hacer que la mujer se sienta nerviosa, irritable o muy cansada, lo que puede agravarse con la falta de sueño.

Tratamiento de la menopausia y efectos secundarios

El tratamiento es el hormonal o terapia sustitutiva hormonal.
Algunas veces puede comenzarse el tratamiento antes de la menopausia.

Frecuentemente, además de estrógeno se administra progestina, una versión sintética de la hormona progesterona, lo que reduce el riesgo de cáncer uterino producido con la administración de estrógeno sólo.

El estrógeno se utiliza para tratar los principales síntomas: los sofocos.

También reduce la sequedad vaginal y ayuda a reducir los cambios que pueden causar problemas en el tracto urinario. El estrógeno protege contra la pérdida de hueso, reduciendo su pérdida. El estrógeno también puede ayudar a la reducción de cáncer de colon.

Como en todo tratamiento, existen efectos secundarios e indeseables.
El uso de estrógeno sólo puede aumentar el riesgo de padecer cáncer de útero.
Complementarlo con progestina es que podría aumentar el riesgo de cáncer de mama.
Además las mujeres menopáusicas podrían comenzar a sangrar de nuevo, aunque sólo por un período corto de tiempo.

Existen otras opciones para reducir la pérdida de hueso:
Los bisfosfonatos aumentan la densidad ósea y reducen el riesgo de fractura.
La calcitonina y la hormona paratiroidea también disminuyen la pérdida de hueso.

En caso de duda acude siempre a tu ginecólogo

Soja, isoflavonas y menopausia

La mayoría de mujeres, incluidos profesionales de la salud como médicos y ginecólogos creen que la soja y/o las isoflavonas ayudan a mejorar los síntomas de la menopausia. Esto, no es cierto.

Varios estudios publicados en 2011-13 por la Autoridad Europea en Seguridad Alimentaria -EFSA- han evidenciado que:

Las isoflavonas de soja:

  1. No reducen los síntomas vasomotores asociados a la menopausia
  2. No ayudan a mantener la densidad mineral ósea
  3. No ayudan a la protección del colesterol LDL
  4. No mantienen la tonicidad de la piel
  5. No contribuyen al normal crecimiento del cabello
  6. No mejoran la salud cardíaca ni sirven en el cáncer de próstata

La soja no es un alimento necesario ni siquiera en dietas vegetarianas.

Considerando que la evidencia actual carece de base alguna para recomendar el uso isoflavonas, y la procedencia de la soja que en su mayoría procede de cultivos transgénicos, desaconsejo el consumo de cualquier alimento que contenga soja o isoflavonas de soja.

Puesto que ya hay descritos casos de alteraciones de tiroides y menstruación, desaconsejo especialmente el consumo de soja.

Más información:
Flavonas e isoflavonas de soja
Leche de Soja e isoflavonas: un timo sin igual
Nunca dirías que está hecho de soja
Monsanto y la Globalización de la Alimentación
Soja e isoflavonas: la verdad (sólo registrados)
Opiniones científicas de la EFSA (en inglés):
Scientific Opinion on the substantiation of health claims related to soy isoflavones
Scientific Opinion on the substantiation of health claims related to soy isoflavones
Scientific Opinion on the substantiation of a health claim related to isolated soy protein and reduction of blood LDL-cholesterol 

 

dieta 5:2

Dieta de ayuno intermitente

Dieta del ayuno intermitente o Dieta 5:2

Otra dieta que se ha ido haciendo popular, especialmente desde que se diera a conocer en agosto de 2012 en un reportaje en la cadena de televisión BBC inglesa.

La Dieta 5:2 o de ayuno intermitente tiene una norma sencilla: comer normal 5 días y ayunar otros 2

Sus defensores de esta práctica dicen que la dieta trae beneficios como protección contra enfermedades, aumento de la esperanza de vida, mejoras de la función cognitiva e incluso prevención contra el Alzheimer.

Si practicas ayuno debes saber que el ayuno afectará a tu vida diaria: tanto a tu vida laboral como si practicas ejercicio.

ayuno

Ayuno intermitente

A pesar de lo popular que se está volviendo -también entre atletas y aficionados al deporte- el ayuno intermitente plantea dudas que todavía están sin resolver:

  • ¿Cuál es el patrón ideal a seguir de ayuno?
    Se desconoce si se debe practicar con el patrón 5:2 o si debe ser otro completamente diferente.
  • ¿Cuál debe ser el consumo calórico óptimo durante los días de ayuno?
    La dieta 5.2 recomienda 600 Kcal para hombres y 500 Kcal para mujeres. Sin embargo no tienen en cuenta ningún otro parámetro (peso, edad, altura, tipo de actividad física, etc). Tampoco hay evidencia de que deban consumirse exactamente esas cantidades concretas.
  • ¿Cuánto tiempo puede mantenerse esta práctica?
    No existen recomendaciones y se desconoce si puede seguirse de por vida.

Efectos secundarios del ayuno intermitente

No sólo falta evidencia sobre sus beneficios. Tampoco se sabe mucho sobre los posibles efectos secundarios.
La información actual muestra que el ayuno intermitente puede producir:

  • Dificultades de sueño
  • Mal aliento (un problema conocido en las dietas bajas en hidratos de carbono)
  • Irritabilidad, ansiedad
  • Deshidratación
  • Somnolencia

Son necesarios más estudios para confirmar estos efectos y su gravedad.

El ayuno no está aconsejado en ningún caso a mujeres embarazadas y personas con ciertas enfermedades, como diabetes o historial de desórdenes alimentarios.

Evidencia actual sobre la Dieta 5:2

Puesto que el plan es bastante novedoso, existe poca literatura y poco fiable.

Un estudio realizado en 2010 encontró que las mujeres que seguían la dieta 5:2 de ayuno intermitente conseguían pérdidas de peso similares a otras mujeres con una dieta controlada en calorías.
Aunque encontraron una reducción en biomarcadores que podría indicar una reducción del riesgo de padecer enfermedades crónicas como diabetes o cáncer.

Una revisión clínica de 2007 realizada en humanos encontró que el ayuno itermitente -y concretamente intermitente- podría tener un efecto protector contra enfermedades cardíacas, diabetes tipo 2 y cáncer. Pero se desconocen los efectos del ayuno en otras variaciones.

Un estudio posterior en 2012 sugirió que la dieta podría ayudar a reducir ciertos tipos de cáncer como el de mama.

Uno de los estudios principales en que se basa para afirmar que permite la pérdida de peso, está realizado con 30 mujeres.

El estudio que defiende una mayor esperanza de vida con el ayuno, se realizó en 1957 y con solo 120 personas.
Curiosamente fue realizado en España en un centro de ancianos, a los que la mitad se les hizo ayunar involuntariamente. La ética actual no permitiría reproducir el estudio. Los datos tampoco pueden considerarse fiables por ser demasiado antiguos y con una muestra pequeña de gente.

En cuanto a la protección contra el declive cognitivo, todos los estudios están realizados con ratones.

Conclusiones

La correcta dieta equilibrada junto a la práctica de ejercicio se sabe que reduce el riesgo de padecer cáncer, además de enfermedades crónicas como la diabetes, al igual que los estudios preliminares de la Dieta 5:2.
Aun presuponiendo la efectividad de esta dieta, no añade nada nuevo a la correcta alimentación que ya conocemos y que está evidenciada .

Por otro lado, la mayoría de personas no pueden permitirse 2 días de ayuno, sea por cuestiones laborales o de actividad.

Recuerda seguir una dieta equilibrada, comer al menos 5 porciones de frutas y verdura diarias, evitar el alcohol y el tabaco y practicar ejercicio o alguna actividad regular.

No debemos olvidar que actualmente sí existe amplia evidencia sobre cómo debe ser la correcta alimentación. Considero importante seguir las pautas que conocemos son correctas, en lugar de difundir prácticas cuya eficacia no está evidenciada y que distraen a la población de los verdaderos objetivos dietéticos.