Entradas

fruta de hueso

Frutas con hueso

Frutas con hueso

¿Qué tienen en común las cerezas, las ciruelas y los melocotones? La planta es del mismo género: Prunus. El prunus o pruno tiene casi infinidad de variedades y algunos se usan en jardines con fines decorativos.

Frutas con hueso de consumo frecuente

Albaricoque – Prunus armeniaca

Es una fruta muy aromática, muy delicada, que se suele recolectar un poco antes de madurar -a veces demasiado con lo que no llega a madurar y no  tiene aroma ni sabor-. Se estropean muy fácil si reciben golpes.
Debe madurar a temperatura ambiente, fuera de la nevera.
Es de carne harinosa, de menos sabor.
Los albaricoques son ricos en vitamina A.

Cereza ácida – Prunus cerasus

Suele ser de color rojo oscuro. También hay diferentes variedades, como la Montmorency, de tamaño medio, blanda y un poco ácida.
Las guindas son un tipo de cerezas ácidas más pequeñas.
Suelen cocerse o usarse para preparar licores, conservas, confituras y tartas.

Cereza dulce – Prunus dulcis

Las cerezas son carnosas, dulces, de color rojo vivo de claro a oscuro pero también amarillo. Las más conocidas son la garrafal, -de forma acorazonada, crujiente, consistente, roja y amarilla- y la mollar -rojas o negras, de carne más blanda y muy dulces-.
Con algunas variedades de la cereza mollar se elabora el kirsch.

Cereza silvestre – Prunus avis

La cereza silvestre es negruzca, más pequeñas y menos carnosas.
Se considera tienen propiedades astringentes, remineralizantes y desintoxicantes, y con los rabillos se hacen infusiones.

Ciruela – Prunus sp

Existen multitud de tipos de ciruelas. Las más típicas son la Mirabelle -más pequeñas, de color verde amarillento-, las japonesas -de color rojo y tamaño mediano-.
Están deliciosas al natural. Cocidas sirven para preparar confitura, mermelada, jalea y compota.
Acompañan bien la carne de cerdo y carnes de sabor intenso, o para elabora salsa agridulce.
Tienen propiedades laxantes, diuréticas, desintoxicantes y estimulantes.

La ciruela pasa es una ciruela deshidratada. Selecciona las ciruelas brillantes, negras, blandas y carnosas. Se consumen al natural, pero también cocidas y en compota.
Acompañan al conejo casi de forma clásica en la cocina, además de aves y cerdo.
Tienen propiedades laxantes muy eficaces, sobre todo si se ingieren antes de dormir. Su zumo también es eficaz como laxante.

Dátiles – Phoenix dactylifera

Existen más de cien variedades de dátiles. Los dátiles son las únicas frutas de hueso de este grupo que no son Prunos.
El Deglet Noor es una de las variedades más apreciadas. Aunque se asocian a comidas dulces, en países árabes se consumen rellenos, confitados, destilados, en ensaladas o con cuscús. En la India se usan para preparar chutney y curry.

Melocotón – Prunus persica

También existen muchas variedades de melocotón. Los de pulpa blanca suelen ser más dulces y jugosos.
Se consume crudo, en conserva de almíbar, confitura, compota, tartas, repostería… Es la base del melocotón Melba, melocotón en almíbar servido con helado de vainilla y crema de frambuesa.
El griñón es un melocotón de piel lisa, aunque suele comercializarse como nectarina.
Selecciona melocotones sin golpes, aromáticos, no muy duros, que no estén aun verdosos.
Acompaña bien al cerdo y las aves.

fruta de hueso

Esquema de una fruta de hueso típica

Nectarina – Prunus persica var. nectarina

Es una variedad de melocotón de piel lisa. Su pulpa también es normalmente más jugosa y sabrosa.
Selecciona frutas aromáticas, no verdosas ni muy duras.
Se comen crudas y cocidas, en conserva, confitadas… Se pueden congelar.