Entradas

Atún en lata

Atún claro : ¿veneno en lata?

Atún claro. No está todo tan claro

¿ Es el atún en lata un veneno ?

El atún claro en lata es uno de los alimentos procesados más consumidos. Permite disponer de proteína animal de alto valor biológico, con muy bajo contenido en grasa y rico en grasas cardiosaludables (omega y poliinsaturadas).

Pero algunas personas empiezan a ver peligroso el consumo de atún enlatado y dejan de hacerlo tan frecuente.

Lo cierto es que el atún en lata posee características que lo hacen un alimento cuando menos poco aconsejado, especialmente considerando la cantidad que ingieren a la semana algunas personas.

Pero ¿por qué el atún en lata podría ser peligroso?

Metilmercurio

Desde hace varios años existe una alerta alimentaria que aconseja evitar el consumo de peces grandes y similares al atún blanco.
Esta alerta afecta a pescados como el atún rojo, el tiburón, el lucio o el emperador.

Aunque las autoridades sanitarias no han hecho referencia al atún blanco podría pensarse que por su similar tamaño, el atún blanco también es una especie con alto contenido en mercurio.

Por ello es lógico pensar que el atún blanco podría contener también elevadas cantidades de metilmercurio, o al mayores de las que conozcamos. Igualmente para el bonito.

Algunas tablas, posiblemente poco fiables, indican incluso mayor contenido en el atún blanco.

Lo que sí parece lógico es concluir que al menos debe contener alguna cantidad de metilmercurio.

 

Bisfenol A

El bisfenol A o BPA es un plástico y derivado de plástico ampliamente utilizado.

En la industria alimentaria se utiliza como material de recubrimiento de latas de bebidas de refrescos, latas de conservas o tetrabricks. Este “plastificado” interno evita que el contenido de la lata oxide la lata que lo contiene, o que deshaga el papel.

El bisfenol A se conoce como “interruptor endocrino“:  interfiere con el sistema endocrino, normalmente aumentando excesivamente o disminuyendo casi totalmente la actividad o efecto de una serie de hormonas.
Esto produce una serie de problemas innumerables, ya que las hormonas regulan todos los procesos corporales y no sólo los relacionados con la digestión o metabolismo.

El BPA se encuentra actualmente en revisión por las autoridades sanitarias de todo el mundo, ya que se sospecha que su toxicidad y exposición continuada a la que estamos sometidos es altamente perjudicial. Algunos países como Francia y Canadá ya han tomado algunas medidas de precaución prohibiendo su presencia en biberones o chupetes.

Por estas razones, el atún claro -potencialmente alto en metilmercurio- introducido en una lata con bisfenol A – que altera el sistema endocrino- puede que no sea un alimento tan adecuado como creemos y quizá debamos reducir su consumo a cantidades más razonables y mucho más limitadas a las que hacen algunas personas.

Consumir una lata de atún en conserva a diario, no es saludable: no es variedad de dieta.

 

pescados

9 Pescados ricos en Omega 3

 Pescados ricos en Omega 3

La contaminación del agua del mar, los niveles de metilmercurio… los consumidores encuentran cada vez más problemas a la hora de elegir un pescado rico en nutrientes, que no contenga sustancias tóxicas ni contaminantes y cuya pesca o producción sea sostenible.

Pero existen especies de pescado ricas en omega 3 que utilizan técnicas de pesca sostenibles, técnicas de acuicultura no contaminantes, y técnicas de pesca que no esquilman los caladeros.

Aunque parezca raro, algunas veces el pescado salvaje es más indicado, mientras que otras veces es mejor el pescado de piscifactoría.
Mientras que en ocasiones las técnicas de pesca salvaje esquilman los mares, en otras  ocasiones las técnicas de cría en piscifactoría no están lo suficientemente controladas.

Aquí tienes 9 pescados ricos en omega 3:

Salmón salvaje de Alaska

Fresco, congelado o en lata.
Es mucho más caro que el de granja. Pero según el “Seafood Watch” (observatorio de vida marina) las prácticas de cultivo de salmón en granja pueden extender parásitos y enfermedades a los peces salvajes.

Trucha alpina

Las cría en piscifactoría de la trucha alpina no están ligadas a contaminación ni polución, por lo que está bien optar por las de piscifactoría. Además las salvajes son muy escasas.
En un restaurante de sushi posiblemente la veas como iwana.

Caballa atlántica

La mexicana contiene altos niveles de mercurio, por lo que es importante consumir caballa del atlántico.

Sardinas

Muchas vienen del pacífico donde la especie ha resurgido. Al ser pequeñas es difícil que acumulen mercurio en cantidad suficiente como para preocupar en la cadena alimentaria.

Anchoas

Aunque existen variedades, todas las especies son adecuadas. Se reproducen rápidamente por lo que no están amenazadas. Al ser pequeñas la contaminación no supone un problema.

Ostras

La mayoría de ostras se producen en granja. Generalmente se controlan adecuadamente y tienen poco impacto medioambiental. En restaurantes sushi se encuentran como kaki.

Trucha arcoiris

La trucha arcoiris ha sido sobreexplotada en los Grandes Lagos, por lo que se recomienda la trucha arcoiris y dorada de piscifactoría. Debido a la contaminación por policlorobifenilos -PCB – se recomienda que los niños limiten su consumo a un máximo de 2 a 3 veces al mes, dependiendo de la edad del niño.

Atún blanco

Los niños hasta 6 años deben limitar su consumo a 2 o 3 veces al mes, por su contenido en mercurio, según la EDF.

Mejillones

Se cultivan en bateas de forma que no afectan al medio ambiente. De hecho algunos estudios muestran que ayudan a la recuperación marina. En un restaurante sushi los encontrarás como murugai.
Galicia es el primer productor mundial de mejillones.

También puede interesarte: Atún claro: ¿veneno en lata? |  Emperador: peligro