Mercurio en pescados

Emperador : Peligro

Emperador o Pez espada

Consumir Emperador se ha vuelto un peligro

El emperador o pez espada es uno de los pescados más utilizados. Es grande, por lo que resulta más fácil hacer lomos o trozos sin espinas, las espinas se separan fácilmente, no posee un olor ni sabor fuertes. Por ello, con desconocimiento, es muy servido en comedores escolares.

 

¿ Qué hace del emperador un pescado tan malo ?

El pobre en sí o hace nada por ser malo. No es agresivo ni venenoso.

Es un pez de gran tamaño, situado en la parte superior de la pirámide alimentaria.
La mayoría de peces son más pequeños que el, por lo que casi todos son comida potencial.

Desgraciadamente, la contaminación del mar y su propia ecología han hecho que se convierta en una fuente tóxica de metilmercurio.

¿ Qué es el mercurio y el metilmercurio ?

El mercurio es un metal pesado, presente en medio ambiente como mercurio metálico elemental, mercurio inorgánico y como mercurio orgánico. El metilmercurio es la forma orgánica de mercurio más común en la cadena alimentaria. Y la más tóxica. Afecta especialmente al sistema nervioso central en desarrollo, por ello la población más sensible son los niños pequeños y fetos.

¿ Soy población de riesgo ?

Hay dos tipos de poblaciones más susceptibles a los efectos nocivos del mercurio:

  1. Los que son más sensibles a los efectos del mercurio.
    Engloba los fetos, los recién nacidos y los niños pequeños, ya que su sistema nervioso en desarrollo es muy sensible a la exposición al mercurio.
    Incluye a personas con problemas de hígado, riñón, nervios y pulmón, individuos con una dieta insuficiente en cinc, glutatión, antioxidantes o selenio y a malnutridos, ya que tienen disminuida la capacidad para luchar contra la toxicidad del mercurio.
  2. Los que están expuestos a niveles más altos de mercurio: Personas que consumen grandes cantidades de pescado y marisco, bien porque viven en zonas costeras altamente contaminadas con este metal o bien porque consumen muchas especies oceánicas predadoras. También las personas con amalgamas dentales de mercurio.

 ¿ Cuánto emperador se puede comer sin ser peligroso ?

En realidad, muy poco o casi nada.

  • Las embarazadas, lactantes y niños de hasta 3 años deben evitar su consumo
  • Los niños de 3 a 12 años deben limitar su consumo a 50 g/semana o 100 g/ 2 semanas

Puesto que una ración de pescado para un niño suele ser de unos 100 g, podrían consumirlo quincenalmente.

Además

  • El atún rojo, el tiburón y el lucio se encuentran también en alerta alimentaria

El esturión es otro pescado de gran tamaño que se debe evitar, y aunque no existe alerta de la AESAN, es posible que sus huevas, el tan preciado caviar, contengan mercurio y no sean del todo recomendables.

En general, puesto que se acumula en los peces de la parte superior de la pirámide alimentaria, es aconsejable evitar el consumo de cualquier pez de gran tamaño -depredador- o de vida larga y consumir otros tipos de pescados.

Mercurio en pescado

Acumulación del mercurio en pescados.
El pez de mayor tamaño acumula sucesivamente el mercurio de los peces pequeños.